Los países competitivos y poderosos, entre otras cosas, tienen un aparato científico sólido, investigadores con estudios básicos y aplicados de alto nivel y una industria muy competitiva, si México quiere llegar a eso, es necesario fomentar alianzas y vinculaciones estratégicas, dijo René Asomoza Palacio, director general del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Quisiéramos tener un país más competitivo porque eso mejora las condiciones de vida , destacó durante una conferencia de prensa, en la que se dio a conocer la iniciativa denominada Premio a la Innovación en Bionanotecnología, que impulsa el Cinvestav y el grupo farmacéutico mexicano Neolpharma.

Y es que buscar que el país sea competitivo no es un asunto de decretos sino de trabajo (…) porque México tiene una infraestructura fuerte para progresar si (la ciencia, tecnología e innovación) es apoyada, sino se apoya se hace lo que se puede , destacó Efrén Ocampo López, presidente ejecutivo de Neolpharma.

Para ejemplificar, informó acerca de los esfuerzos que hacen otros países alrededor del tema de salud: En Estados Unidos se unieron 10 compañías farmacéuticas, las que aportaron 230 millones de dólares para encontrar medicamentos prometedores para el Alzheimer, diabetes, lupus y otras enfermedades de gran importancia, y en Europa se hicieron asociaciones con hospitales y centros de investigación con un presupuesto de 85 millones de dólares para investigación de antibióticos, aquí (en el país) se hace algo, muy poco , refirió.

Por eso creamos el premio, destacó, con el objetivo de reconocer, apoyar y promover el trabajo de innovación científica en México, así como el de contribuir al mejoramiento de la salud en el país.

En México esperamos disponer de más apoyo de las autoridades sanitarias y financieras, para emprender un programa de desarrollo de medicamentos biotecnológicos y nanotecnológicos innovadores, trascendentes y de beneficio para la población , añadió Ocampo López e insistió en que están contribuyendo a una relación ganar-ganar, donde al final del esfuerzo la que puede beneficiarse es la sociedad mexicana, al disponer de medicamentos modernos y accesibles.

Hasta ahora no existe ningún medicamento mexicano al que se le haya aplicado la bionanotecnología, pero Neolpharma y Cinvestav ya trabajan en la fase uno, dirigida al tratamiento de Parkinson.

Y es que la inversión dirigida a ciencia, tecnología e innovación tradicionalmente ha sido baja, pero parece que esa tendencia está cambiando y esperemos que se cumpla la inversión de 1% del PIB al final de este sexenio; esperamos más alianzas como ésta, porque la industria juega un papel importante en innovación y competitividad , concluyó Asomoza Palacio.

EL PREMIO

La convocatoria de este premio se dio a conocer en el 2013 y agrupó la participación de 55 proyectos enfocados a ciencia básica y aplicada en el tema de bionanotecnología, con enfoque médico y con énfasis en farmacología.

El trabajo ganador y su autor se darán a conocer en la ceremonia de premiación el 27 de febrero en el Auditorio Arturo Rosenblueth del Cinvestav Zacatenco.

Además, ese mismo día se dará a conocer la nueva convocatoria para el 2014.

[email protected]