Grandes misterios del universo se están revelando con misiones simultáneas en el espacio. Apenas la misión Rosetta empieza a mandar datos importantes sobre el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, la nave espacial Dawn logró transmitir, el pasado 1 de diciembre, imágenes de Ceres (el planeta enano más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter) que anticipan la posibilidad de acceder a sus secretos.

La nave espacial logró una imagen de nueve pixeles de ancho, es decir, se aproximó 1.2 millones de kilómetros del objetivo en lo que los científicos de la NASA llaman una proeza tecnológica y fotográfica para un área poco explorada, ya que las imágenes que se habían podido obtener habían sido a través del telescopio Hubble.

Por fin tenemos una nave espacial a punto de mostrarnos algo más de este misterioso mundo extraño. Pronto se revelarán innumerables secretos que Ceres atesora desde los albores del sistema solar , dijo Marc Rayman, director de la misión Dawn, en la NASA, desde el observatorio en Pasadena, California, desde donde se dirigen las acciones.

Pequeño, pero interesante

Ceres es un planeta interesante. Las imágenes del Hubble mostraron la posibilidad de desprendimientos de vapor de agua y otros gases.

El planeta enano cuenta con un diámetro aproximado de 1,000 kilometros, y se espera que en marzo del 2015 la misión estadounidense entrará en una órbita alrededor de Ceres, donde poco a poco la distancia se reducirá a sólo unos pocos cientos de kilómetros; ahí se tendrán varias teorías sobre las cuales trabajar.

Hay muchas preguntas para las que queremos encontrar una respuesta. ¿Qué aspecto tiene la superficie? ¿Cómo ha cambiado con el paso del tiempo? ¿Hay actividad tectónica?, es decir, ¿la corteza de hielo de Ceres se mueve? , dijo Ralf Jaumann, científico planetario del Centro Aeroespacial Alemán y coinvestigador.

El planeta enano no sólo podría tener una gruesa capa de hielo, incluso podría estar ocultando un océano de agua debajo del hielo, la fuente de energía que lo calienta sigue siendo un misterio sin resolver internamente. Yo ya estoy seguro de que vamos a obtener muchas respuestas sobre el origen del sistema solar y también un montón de nuevas preguntas , concluyó el científico.

Antes de llegar a Ceres

La nave Dawn fue lanzada el 27 de septiembre del 2007 y el 16 de julio del 2011 alcanzó el asteroide Vesta.

Para los investigadores planetarios esto abrió una puerta a un mundo inesperadamente diverso, al descubrir una montaña del doble de altura que el Monte Everest, laderas con pendientes pronunciadas, superficies con paisajes profundamente surcados y una corteza fracturada que hizo de Vesta un tesoro para los científicos.

Durante un año, los investigadores fueron capaces de estudiar el asteroide elíptico, hacer un mapa y crear un modelo tridimensional del terreno, además de 28,000 imágenes que son el soporte de varias investigaciones.

Vesta y Ceres no sólo son los dos asteroides más grandes e intactos siendo observados y estudiados, también son dos muy contrastantes cuerpos celestes. Por ello, con Ceres se espera mucha más información que cobra especial relevancia, pues permite crear una primera idea de los inicios de nuestro sistema solar y cómo los planetas se formaron y diferenciaron hace 4,600 millones de años. (Con información de DLR German Aerospace Center)