Hace unos años, la noticia sobre dos hombres, últimos hablantes del dialecto zoque ayapaneco, que estaban peleados en algún lugar de Tabasco le dio la vuelta al mundo.

Al pasar el tiempo, la historia no resultó del todo cierta; pero sirvió de inspiración al cineasta Ernesto Contreras para filmar: Sueño en otro idioma que aborda la extinción de las lenguas originarias.

“Mi hermano Carlos Contreras pensó que en dicha nota había algo poderosísimo para contar una historia. Así fue que decidimos crear el idioma zikril, haciendo trabajo de escritura, talleres, laboratorio y tomando asesorías. La película no sólo hablaría de una lengua y su pérdida de palabras, sino todo lo que puede significar y representar la extinción de un idioma”, dijo el director en conferencia de prensa.

Sueño en otro idioma narra la agonía de la lengua zikril, la cual sólo hablan los longevos Evaristo e Isauro, quienes no se hablan desde hace 50 años. El joven lingüista Martín buscará reunirlos para que dialoguen, sean grabados y así se preserve la lengua, pero entre ellos existe un secreto.

“Es una película que habla sobre la desaparición de las lenguas originarias, aderezado con temáticas sobre el amor, la discriminación, los prejuicios, y la amistad”, agregó.

Sin embargo, la desaparición de lenguas es una realidad en México.

“Me parece una tragedia el que exista la posibilidad de que una lengua, que no es otra cosa que la construcción del mundo a través de símbolos orales, desaparezca. En este país se hablan 68 lenguas, 69 si se incluye en castellano, el tema poco se toca en el cine, en general en el arte y en la sociedad. Son 68 formas de nombrar al sol, al amor, de decir ‘te amo’, eso es lo que me parece toca tangencialmente esta obra de Ernesto Contreras”, señaló el poeta Mardonio Carballo.

Sueño en otro idioma tuvo su premier en el Festival de Sundance en 2017, donde obtuvo el Premio del Público y está presente el amor entre personas del mismo sexo. Ernesto Contreras comparte que se le ha cuestionado si el filme es de temática gay.

“Se buscó que la película no tuviera etiqueta, pues en ella se habla sobre cómo se relacionan los seres humanos, y de que más allá del género hay una conexión entre ellos. Se aborda la diversidad sexual, el amor de distintos tipos, el amor de un joven hacia un viejo, de la cultura en extinción y amor por la lengua, lo que fue un gran placer experimentar y descubrir”.

Apuntó que la realización de Sueño en otro idioma se dio luego de realizar proyectos oscuros en sus temáticas, de historias urbanas, con otro tipo de personajes y conflictos.

“Tenía ganas de hacer lago luminoso, y apareció esta historia que me daba la oportunidad de regresar a Veracruz y filmar en la región de los Tuxtlas”.

Sueño en otro idioma se presentó en el 32º Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), obteniendo el Premio Guerrero de la prensa. Ha sido reconocida en otros festivales, entre ellos el Festival de Cine Latinoamericano de Huelva a Mejor Guión y en el Festival Internacional de Cine de Oslo con el Premio del Jurado a la Mejor Película. En los festivales Florida Film y Melbourne Queer se llevó el premio del público.

Un dato interesante es que, la película busca estar nominada en el Ariel, lo que obligó a Ernesto Contreras, actual presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), declinar cualquier nominación hacia su persona; pero pidió reconocer el trabajo de su equipo.

La película se estrena el próximo viernes en México tras su paso por diferentes festivales.

Para la película, el lingüista Javier Valdez diseñó una nueva lengua: el idioma zikril, cuidando que cumpliera con los requisitos necesarios para que pareciera legítima

Ernesto Contreras ha sido reconocido con el Ariel por su ópera prima Párpados azules, que también obtuvo el Premio Especial del Jurado en Sundance en 2008. Otras de sus películas son Las oscuras primaveras (2014) y Seguir siendo: Café Tacvba (2010).

[email protected]