Ricardo Anaya busca hacer de su alianza una realidad

El candidato del PAN,PRD y MC se ha dedicado a afianzar la alianza entre los partidos que lo postulan; refleja un discurso ambiguo dirigido a distintos públicos.

En lo que va de la precampaña, el aspirante de la coalición Por México al frente, Ricardo Anaya Cortés, ha apostado más que a recorrer el país, a intentar fijar agenda y a fortalecer la alianza entre PAN, PRD y MC. Se presenta como un político versátil, aunque con proyecto ambiguo y con un discurso dedicado a provocar coraje entre los ciudadanos.

Para el analista político Edgar Ortiz Arellano el candidato de la coalición integrada por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano tiene claro que si las bases de los partidos políticos que lo arroparon como su precandidato no están fuertes o no están convencidos de ir juntos, su propuesta no será competitiva en el camino a Los Pinos.

“La apuesta de Anaya, antes de pasar al debate, al contraste y a las propuestas, consiste en amarrar bien la alianza electoral entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano”,dijo.

Dijo que durante la precampaña no es que Anaya haya estado inactivo, sino más bien parece que ha ocupado tiempo en consolidar el frente, lo cual es una buena estrategia porque no puede lanzarse a la lucha electoral si la retaguardia no está consolidada. Como estrategia, explicó, ha sido acertado tratar de consolidar la unidad del Frente que encabeza.

Señaló que ya que Anaya Cortés se concentró en el trabajo interno, ahora deberá “meter el acelerador” primero para posicionar su nombre en la opinión pública a nivel nacional, porque así como la izquierda tiene poca presencia en el norte del país, el PAN en algunas partes del sureste y sur es inexistente.

El también académico de la UNAM consideró que uno de los principales ofrecimientos de Anaya consiste ensacar al PRI de los Pinos.

“Incluso cuando el PAN era gobierno hablaba de borrar al PRI del mapa político. El discurso de Ricardo Anaya se centra en sacar al PRI de los Pinos y el segundo tema tiene que ver con combatir a la corrupción, luego hace el enlace entre el PRI y la corrupción para que el elector identifique, de manera consciente o no, corrupción igual a PRI”, expuso.

Otra apuesta de Anaya es que se le vea como un hombre interesado en las familias así como alguien preparado capaz de hablar inglés y francés; sin embargo, quizá esas aptitudes no son importantes para la población.

Edgar Ortiz mencionó que, si bien Ricardo Anaya es un hombre audaz y acostumbrado al debate, se le tendrá que ver con un perfil más propositivo para que la población pueda conocer qué propone y cómo lo hará realidad, pues hasta hoy ha carecido de ofrecimientos concretos, aunque quizá ello responda a que todavía está en precampaña.

Coalición con discurso ambiguo

El politólogo Rafael Morales consideró que Anaya Cortés se ha mostrado como un joven aspirante muy exitoso en términos de su capacidad y eficacia de hacer lo imposible que es juntar el agua y el aceite alrededor de su propia candidatura. Eso se antojaba como una apuesta difícil sobre todo porque en México se mantienen estas diferencias, si no ideológicas, sí programáticas.

“Él lo consiguió. Consiguió desmarcarse de los liderazgos internos. Incluso, consiguió echar a Margarita Zavala del partido para quedarse con el control de las candidaturas y acabó también con su segundo rival más fuerte que era Moreno Valle”.

Lo destacado de la operación política de Anaya es haber construido una suerte de coalición de aspirantes políticos con presencia nacional con base en un proyecto totalmente ambiguo. El día de hoy, Anaya es capaz de reivindicar muchas posiciones de la izquierda y no aparecer como alguien que está cayendo en contradicciones.

Puso como ejemplo el caso de la propuesta del ingreso universal. “Quién hubiera dicho que un candidato de Acción nacional iba a terminar reivindicando, en unas condiciones como éstas, una propuesta eminentemente de izquierda que no es reconocida desde ningún punto de vista en el ideario político del pensamiento de la derecha; sin embargo, Anaya no parece como un loco, sino que presenta propuestas de izquierda como si fueran propuestas de centro-derecha”, señaló.

No obstante, comentó que a pesar de esta rara habilidad que tiene Anaya para presentarse como candidato de todos, y que le ha permitido salir avante hasta hoy, no deja de ser cierto que tiene como reto convencer a 6 millones de nuevos electores que se van a incorporar al padrón electoral.

Anaya se presenta como un político versátil con el ánimo de hacerle sentido a los jóvenes votantes, pero eso puedo colocarlo en una situación de riesgo porque en un momento puede ser el candidato de todo y de nada.

Eso hace que mucha gente lo ponga en duda, más porque tiene muchos pendientes en la opinión pública, como lo relacionado con su fortuna y la de su familia.

Destacó que la propuesta más visible de la coalición PAN, PRD y MC es la de eliminar el régimen presidencial y pasar a un régimen de coalición, lo cual no le hace sentido, particularmente, a las personas que enfrentan dificultades para subsistir o que viven al día y que padecen los problemas de la delincuencia, inflación y carencia de servicios básicos.

Toma ventaja en la disputa por el segundo lugar

Aunque Ricardo Anaya deberá recorrer más el país para posicionar su imagen y su nombre, las precampañas le han servido para tomar ventaja en la disputa por el segundo sitio entre las preferencias electorales para la Presidencia de la República. Su discurso de “coraje” y promesa de castigo con cárcel parece que le están rindiendo frutos.

Para el presidente de Consulta Mitofsky, en lo que va de la precampaña, el precandidato de la alianza Por México al Frente ha logrado no sólo crecer 0.4% en las preferencias electorales, sino que su nombre e imagen ha crecido, lo cual es el objetivo de la etapa previa a la campaña.

Desde su perspectiva, un elemento que ha contribuido al crecimiento de Ricardo Anaya es su discurso, el cual está enfocado a producir coraje entre los ciudadanos por lo malo que se ha realizado en las administraciones priistas, pero al mismo tiempo intenta transmitir seguridad de que, si él llega a la Presidencia de la República, él los va a castigar. “Él habla de un gobernador corrupto, de un secretario, de un personaje, siempre ataca a alguien con amenaza de cárcel”.

Anaya, al igual que Obrador y Meade, ha aprovechado las precampañas para “vacunarse” de los ataques que le podrían realizar en las próximas semanas, particularmente puso distancia de lo que representaron los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Ricardo Anaya

• Nació el 25 de febrero de 1979 en el Estado de México

• Es doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM.

Se ha desempeñado como:

• Diputado local y federal

• Presidente nacional del PAN

• Precandidato presidencial de PAN

El precandidato de Por México al Frente ha concentrado su gira en el centro y sur del país. Ha estado en al menos 19 estados:

• Querétaro

• San Luis Potosí

• Estado de México

• Michoacán

• Guanajuato

• Ciudad de México

• Yucatán

• Baja California Sur

• Zacatecas

• Coahuila

• Aguascalientes

• Durango

• Tlaxcala

• Veracruz

• Tabasco

• Campeche

• Nayarit

• Tamaulipas

• Hidalgo

Estados destinan sólo 12.7% de la deuda adquirida a inversión

De los financiamientos contratados por los gobiernos locales, 49.0% se dirigió a refinanciamiento y 21.2% a cubrir insuficiencias de liquidez.

Cae moneda colombiana pese a triunfo de Duque

Qro prevé nuevas inversiones aeronáuticas de Europa

Reglas del Ramo 23 deben incluirse en PEF: E. Barriga

Franquicias en Jalisco crecerán a doble dígito