Durante el 2018 la producción generada por el turismo mexicano creció apenas 2.1% en su comparación anual, una cifra significativamente baja en relación con las de años previos. De hecho, esta expansión es la más modesta registrada desde el 2014 (1.9 por ciento).

El PIB turístico está conformado por el valor total generado tanto por bienes como por servicios relacionados con el turismo nacional. Durante 2018 el valor de los bienes incrementó 2.3% a tasa anual, mientras que el generado por los servicios creció 2.0%, de acuerdo con los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística realizados por el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

 Las producción del turismo se mantuvo con ritmo inestable durante el 2018, especialmente en el último trimestre perdieron dinamismo presionando a la baja la expansión anual. Durante octubre-diciembre se registró un crecimiento anual de 1.5%, mientras que en los trimestres previos se alcanzaron incrementos de hasta 3.2 por ciento.

 Consumo turístico de extranjeros da aire

El consumo total realizado en el mercado interno creció 2.7% a tasa anual durante el 2018, recuperándose del 2.3% alcanzado en el 2017. Las compras y gastos realizados por los extranjeros dentro del país presionaron al alza el consumo total relacionado con el turismo.

Durante este año el consumo interior receptivo aumentó 3.1% en comparación anual mientras que el consumo interno nacional creció al 2.7%, según cifras del Inegi.

Para el consumo interno nacional fue un buen año, el consumo de estas mercancías registró su mayor expansión en cinco años (desde 2013). En contraparte, el consumo turístico receptivo desaceleró hasta su nivel más modesto en ocho años (desde 2011).

Comparación inmediata

El último trimestre del 2018 fue el menos dinámico del año. Durante este octubre-diciembre el PIB turístico creció apenas 0.2% en comparación con julio-septiembre. 

El consumo de bienes y servicios turísticos siguió el mismo comportamiento con un crecimiento trimestral de 0.2% impulsado principalmente por las compras realizadas por los extranjeros. 

El consumo receptivo logró un incremento de 1.8% en comparación trimestral que hizo frente a la ligera caída de 0.2% del consumo nacional turístico.