América Latina se ha vuelto una región vibrante en desarrollo tecnológico, lo que sacude el avispero de la inversión privada. Y en ese renglón, Brasil y Colombia han robado atractivo a México y han logrado mayor inyección de capital para sus emprendimientos.

Cada vez más inversionistas de capital emprendedor están interesados en apostar por los proyectos y startups que se están desarrollando en América Latina. La inversión del también llamado venture capital (VC) en la región se duplicó por segunda ocasión consecutiva, para recaudar cerca de 2,000 millones de dólares, según la Asociación de Capital Privado para América Latina (LAVCA, por su sigla en inglés).

Si tomamos el dato de 2016, cuando las startups de América Latina atrajeron una inversión de 500 millones, el volumen de inversión se cuadruplicó en 2018. 

México atrajo 175 millones de dólares en capital de riesgo en 2018, monto que fue superado en gran medida por los 1,300 millones de dólares que recibió Brasil y los 334 millones de dólares que se invirtieron en Colombia, según LAVCA.

En Argentina se inyectaron 84 millones de dólares en capital de riesgo, mientras que Chile recibió 46 millones de dólares.

Para 2019 el panorama para las inversiones de capital de riesgo (venture capital) es aún más alentador.

En marzo de este año SoftBank Group anunció el lanzamiento de un fondo de innovación por 5,000 millones de dólares que se enfocará únicamente en empresas latinoamericanas.

Quizá el reflejo de un mayor atractivo en la inversión en startups colombianas sea el caso de Rappi sobre la mexicana Clip. Ambas recibieron inyección de capital de SoftBank: Rappi, un servicio de entregas a domicilio, recibió 1,000 millones de dólares; la fintech Clip, 20 millones. Hay que considerar, ciertamente, que se trata de diferentes modelos en diferentes mercados.

El 11 de octubre Uber dio a conocer que adquirirá una participación mayoritaria de la aplicación compra de comestibles en línea, Cornershop. Esta startup de origen chileno ya había despertado el interés de Walmart, sin embargo, el acuerdo de 225 millones de dólares no pudo consolidarse, luego de que autoridades mexicanas antimonopolio bloquearon esta transacción.

[email protected]