Las empresas mexicanas, junto con las argentinas, están entre las que reciben más ciberataques en América Latina, de acuerdo con datos de la firma de ciberseguridad Kaspersky que este año celebró su tradicional congreso para la región de América latina de forma virtual. 

Aunque Brasil y México son los países más atacados de la región, con 56% y 27% de todos los ataques que Kaspersky registra en América Latina, el impacto que tienen estos ataques se ve disminuido por el tamaño de la población de cada uno de estos países. Por esta razón la compañía modificó su medición para establecer una proporción entre el número de habitantes de un país y el número de ataques que reciben sus usuarios y sus empresas. 

Así, en el caso de los ataques en contra de usuarios en casa, México se encuentra en la cuarta posición, después de Argentina, Colombia y Brasil, pero en el caso de las empresas mexicanas, éstas ocupan el segundo lugar como las más atacadas del continente, sólo después de Argentina.

“La posibilidad de que haya un incidente en un ambiente de negocios de Argentina es altísima y ahora esta posibilidad también ha aumentado en México”, dijo Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Glogal de Análisis y Respuesta a Incidentes de Kaspersky en América Latina.

Los usuarios mexicanos también son los que están más seguros de toda la región cuando se habla de ataques a dispositivos móviles, por debajo de Perú, Brasil, Colombia, Argentina y Chile. Sin embargo, la mayoría de los ataques en la región se orientaron hacia empresas.

“El 66% de todos los ataques que hubo en los últimos meses fue contra negocios y sólo 33% contra el hogar. Los cibercriminales usan dos tercios de su tiempo para atacar negocios y sólo un tercio para atacar a usuarios en casa. Esto nos explica cuál es el interés de los atacantes: el dinero. ¿Cuánto pueden robarle a un usuario? Poco. ¿Cuánto pueden robarle a un negocio? Mucho”, dijo Bestuzhev.

Entre las amenazas que afectan a los usuarios mexicanos, los analistas de Kaspersky descubrieron al troyano bancario Amavaldo, la quinta familia de este tipo de malware proveniente de Brasil, el cual usa el phishing vía comercio electrónico para infectar los equipos de sus víctimas, tomar el control vía remota y hacerse de sus datos bancarios. 

De acuerdo con Fabio Assolini, investigador de Seguridad del equipo Great de Kaspersky, este nuevo malware cuenta con mensajes vinculados con instituciones mexicanas, como el Servicio Postal Mexicano o el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), aunque al ser originario de Brasil, muchos de los correos maliciosos incluyen errores que mezclan la lengua portuguesa y la mexicana.

“Esta familia está activa en Brasil desde el 2015 y ahora se está expandiendo al exterior, a México. Usa mensajes muy mexicanos, pero en muchos de estos mensajes se usa portuñol, porque los ciberdelincuentes brasileños no saben español”, dijo.     

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx