El fin del soporte al sistema operativo Windows 7, la desinformación en redes sociales y el ransomware están entre los fenómenos que atentan contra la seguridad y que marcaran una tendencia en América Latina en el 2020, de acuerdo con la firma de ciberseguridad Kaspersky

Roberto Martínez, miembro del Equipo Global de Investigación y Análisis (GReAT) de esta compañía, aseguró en la presentación de los pronósticos de ciberseguridad en el año 2020 que América Latina se ve afectada por amenazas específicas que en muchos casos son distintas a las que se dan en otras regiones del mundo.    

De acuerdo con el especialista de Kaspersky, esto es así debido a que en América Latina representa un mercado potencial de casi 600 millones de personas que suma cada vez más usuarios de tecnologías digitales. Dicha cifra es vista como una oportunidad por el cibercrimen, que ya ha aprovechado las ventajas que ofrece el que en 20 países de la región se hable la misma lengua, lo que permite que las campañas sean replicadas en distintos territorios.  

De acuerdo con Kaspersky, hubo 300 millones de ataques de malware dirigidos hacia México entre octubre del 2018 y el mismo mes del 2019, ya sea que hayan sido o no exitosos. Esto significa que ocurren un promedio de 9.5 ataques por segundo en el país y que cada usuario mexicano recibe 184 ataques al año. Entre los principales vectores de ataque se mantienen el acceso a contenido no licenciado que carga con malware oculto y el phishing. 

Apenas comience el próximo año, en enero, Microsoft dejará de dar soporte al sistema operativo Windows 7, lo que de acuerdo con Kaspersky, detonará una avalancha de ataques que aprovecharán las vulnerabilidades que se abrirán en los equipos que no sean actualizados. En América Latina, este incremento tendrá un efecto particular, pues un cuarto de los usuarios usa todavía este sistema operativo.

Los ataques a instituciones financieras y a sus clientes seguirán siendo un desafío a la ciberseguridad el próximo año. De acuerdo con Martínez, el crecimiento de sistemas de pago digitales, como CoDi, igual que nuevos desarrollos tecnológicos, como la factura instantánea que recién anunció el Servicio de Administración Tributaria (SAT), suponen mayores riesgos a estas instituciones y a sus usuarios.

En consecuencia con el ataque en contra de Petróleos Mexicanos, el ransomware, con el que se comprometió la información de la compañía, reaparece con intensidad en 2020. De acuerdo con Martínez, este tipo de amenaza ha evolucionado conforme los cibercriminales adquieren mayores habilidades y perfeccionan sus técnicas, hasta llegar al punto de que han existido ataques a la disponibilidad de la información en los que se exige un rescate para liberar la infraestructura de la red. 

También los ataques a través de los proveedores físicos o digitales de las empresas; el fraude con credenciales de sitios de entretenimiento, como Netflix y Disney; las estafas relacionadas con bitcoin y otras criptomonedas son otras de las tendencias que Kaspersky ve en el entorno de la ciberseguridad hacia 2020. 

A estos se suma un fenómeno que se vincula con las dinámicas poblacionales de la región. Esto es la exportación de ataques vinculados con la migración entre los habitantes de los países latinoamericanos.

Pronósticos de ciberseguridad para 2020 de Kaspersky 

  1. Manipulación y desinformación en redes sociales
  2. Infección a proveedores regionales en ataques de cadena de suministro
  3. Ataques de tipo gusano que aprovechan vulnerabilidades por el fin de soporte a Windows 7
  4. Robo de credenciales vinculadas a sitios de entretenimiento 
  5. Estafas relacionadas con Bitcoin y criptomonedas
  6. Ataques a instituciones financieras
  7. Resurgimiento del ransomware con ataques más dirigidos 
  8. Expansión del SIM Swapping 
  9. Exportación de ataques relacionada a la migración regional 
  10. Impacto de legislaciones en materia de datos personales

[email protected]