La coyuntura de seguridad que vive México se ha convertido en un problema para los usuarios y socios conductores de Uber y si bien la compañía advirtió que una mínima parte de los 8 millones de personas y de los 250,000 conductores que utilizan la plataforma han sufrido algún incidente de seguridad durante un viaje, lanzó en conferencia de prensa un nuevo programa de seguridad. 

De acuerdo con Carlos Olivos, director de Comunicación de Uber México, aunque por razones de confidencialidad la compañía no puede dar el número o porcentaje de incidentes que sufren tanto usuarios como conductores en la República Mexicana, la proporción con respecto al total de viajes que se realizan todos los días a través de la plataforma es mínima y la mayoría responde a que las personas olvidan objetos dentro de las unidades que los transportan, situaciones que se resuelven en el 90% de las ocasiones.

El programa de seguridad anunciado por Uber, el cual será difundido al público en general durante abril y mayo, está agrupado en cuatro directrices: nuevas funciones de seguridad dentro de la aplicación; robustecer los procesos de admisión tanto para socios conductores como para usuarios; realizar alianzas estratégicas con entidades públicas y privadas especializadas en seguridad, así como una campaña de comunicación sobre estas medidas. 

Verificación tiempo real de socio conductor

Además de las funciones ya conocidas de la aplicación, como el chat interno que habilita la comunicación entre conductores y usuarios sin necesidad de compartir información personal entre ambos; la posibilidad tanto de usuarios como de conductores de informar sobre los viajes en tiempo real, y el haber agregado más información sobre quién conduce las unidades; Uber agregó una tecnología telemática que permite analizar patrones de conducción, la cual incluye variables como el acelerado, el frenado y una comparación entre las rutas sugeridas y las rutas seguidas por las unidades.

El director general de Uber México, Federico Ranero, también presentó una función de verificación en tiempo real de socios conductores a través de una selfie que confirme a los usuarios que la foto del perfil del socio se corresponda con quien conduce el automóvil.

Robustecer procesos de admisión

Desde agosto del 2017, Uber implementó un mecanismo de verificación de aquellas personas que pagan el servicio en efectivo a través de Facebook, lo que de acuerdo con Ranero, brinda más certidumbre a los socios conductores acerca de quién se sube a la unidad.

Pese a los problemas de seguridad de la información en Facebook que se han revelado en las últimas semanas, Carlos Olivos refirió que se utiliza esta plataforma por cuestiones de accesibilidad, ya que 66 millones de personas tienen una cuenta de Facebook, y dijo que se estudian otras opciones de verificación de la identidad digital de los usuarios.

A su vez, a partir de septiembre del 2017, las personas que quieran integrarse a Uber como socios conductores deben acudir a los centros de atención de la compañía para realizar el examen psicométrico de manera presencial y desde diciembre del mismo año, la compañía bloqueó la opción de que sean los socios conductores quienes actualicen su fotografía, por lo que ahora deben hacerlo en uno de estos centros de atención, lo que busca reducir al mínimo el robo de cuentas.     

Ranero comentó que también se mejoró el filtro de confianza, con lo que los datos de los conductores se verifican en más de 500 bases de datos federales y estatales, lo que incluye las bases de datos de algunos estados fronterizos. 

Pese a que Eduardo Guerrero, socio fundador de Lantia Consultores y colaborador en seguridad de Uber México desde hace dos meses, advirtió durante la conferencia que la Ciudad y el Estado de México son entidades donde 90% de las personas tiene temor de sufrir un robo en la calle o en el transporte público, la compañía habilitó entrevistas en vivo y exámenes toxicológicos aleatorios en Monterrey y Puebla. Esto se debe, según Carlos Olivos, a que este tipo de análisis se encuentran en una etapa de prueba, por lo que no descarta la posibilidad de que se extiendan a otras ciudades del país.    

Comunicación efectiva

Para la doctora Ana Laura Magaloni, quien también forma parte del equipo de consultores de seguridad de Uber, la comunicación sobre los incidentes y la forma en la que estos ocurren y se reportan debe ser una prioridad para Uber. Esta es parte de la motivación por la que la empresa lanzó este programa de seguridad cuyas acciones irá develando en las próximas semanas.

Respecto a si la compañía podría adoptar una política de datos abiertos para mejorar tanto la movilidad como la seguridad dentro de las ciudades en las que opera, Carlos Olivos dijo que  “toda opción que nos permita mejorar la seguridad nosotros la evaluaríamos internamente; no estamos cerrados, pero tampoco podemos confirmar que estamos dispuestos a una medida como esta, porque esto supondría dar accesibilidad a la información de nuestros usuarios y socios conductores. Todas las opciones de seguridad innovadoras las estamos evaluando”.

Con respecto a las alianzas estratégicas que ha realizado la compañía en el último año, Federico Ranero recordó que desde octubre del 2017 todos los viajes están asegurados por AXA Y Sura y que Uber tiene una estrecha colaboración con las procuradurías y fiscalías tanto federales como estatales.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx