Después de que Google rompiera lazos de negocio con la tecnológica de origen chino Huawei, las reacciones de los usuarios de los teléfonos inteligentes producidos por esta compañía no se hicieron esperar. Pero Huawei, aun con 19% de la cuota de mercado de smartphones a nivel mundial en el primer trimestre del 2019, según cifras de Statista, no sólo es uno de los mayores fabricantes de estos dispositivos; la compañía también ocupa un lugar importante como proveedor de varios segmentos de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC).

De acuerdo con datos de Select, en México, junto con Cisco y Ericsson, Huawei se coloca entre los principales fabricantes de redes, un mercado que en 2018 tuvo un crecimiento de 7% para alcanzar un valor de 68,577 millones de pesos. Esto convierte a las redes de telecomunicaciones en el segundo segmento con mayor crecimiento el 2018, sólo por detrás del software.

Según Alejandro Vargas, gerente de Investigación y análisis de Select, la fabricación de redes abarca el despliegue de redes empresariales, es decir todo aquello que las empresas utilizan para establecer la comunicación entre sus diferentes sistemas: switches, routers, redes inalámbricas LAN, conmutadores IP y software de comunicación; así como las redes de conmutación, de transporte y transmisión de datos que usan las empresas de telecomunicaciones (telcos) para operar.

“Huawei es líder en llevar infraestructura para las telcos, redes de transmisión, redes de transporte y de datos. Es un jugador muy fuerte en México. Y Cisco es muy fuerte en la parte empresarial, para gobiernos, para instituciones financieras, para corporativos. Sin duda desde hace más de 10 años son muy importantes para el mercado mexicano”, dijo Vargas a El Economista.

Siguiendo los datos de la consultoría especializada en TI y transformación digital, Huawei también es uno de los principales proveedores de infraestructura para centros de datos en México, pues junto con Vertiv, Schneider Electric e Eaton, se coloca en la cima de un mercado que abarca la provisión de sistemas de energía, racks, gabinetes y sistemas de enfriamiento, el cual se prevé tendrá un valor en 2019 de 4,183 millones de pesos, con un crecimiento anual de 3.7 por ciento.

Por si esto no bastara, la multinacional de origen chino se coloca como un proveedor importante en el mercado de hardware para centros de datos en el país. Junto con Hewlett Pack Enterprise, Cisco y Dell Technologies, la compañía busca tomar una buena tajada del mercado de almacenamiento, servidores y redes empresariales que, según Select, tendrá un valor en 2019 de 19,939 millones de pesos y un crecimiento anual de 3.2 por ciento.

“Huawei ha entrado con fuerza al mercado de la parte de infraestructura física para centros de datos desde hace unos cinco o seis años y también ahora ya están en temas de servidores y de redes para empresas”, dijo Vargas, quien añadió que si bien la compañía  está en prácticamente todos los segmentos, en el caso de infraestructura para centros de datos su participación en el mercado mexicano es incipiente.

El pasado 15 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un decreto de emergencia nacional con el que se prohíbe que las compañías estadounidenses usen equipos de telecomunicaciones que estén fabricados por compañías que supongan un riesgo para la seguridad nacional de aquel país. Dicho decreto está básicamente dirigido a compañías de origen chino, como Huawei, a la que diversas agencias de inteligencia estadounidense han acusado de realizar acciones de espionaje bajo el cobijo del gobierno de Pekín, aunque la compañía ha negado dichas acusaciones en repetidas ocasiones.

El fin de semana, se dio a conocer que Google había decidido suspender los negocios con Huawei “que requieran la transferencia de productos de hardware y software”, de acuerdo con Reuters. Esta medida afecta sobre todo a los smartphones producidos por la china que usan el sistema operativo Android y se suma a la decisión que tomó AT&T a principios de 2019 de no comercializar los teléfonos de la marca china en territorio estadounidense. La acción de Google va más allá, porque afecta el soporte de los sistemas operativos en los teléfonos de Huawei que se vendan en el futuro en todo el mundo.

“La parte de celulares es la más visible, no obstante es un jugador importante en infraestructura para telcos”, dijo Vargas. Basta recordar que Huawei se convirtió en uno de los dos proveedores, junto con Nokia, del equipo tecnológico con el que Consorcio Altán despliega la llamada Red Compartida, una red mayorista de servicios de internet y telefonía móvil. Además, Huawei detenta casi un tercio de la cuota del mercado de equipo de telecomunicaciones a nivel global, de acuerdo con la firma de investigación del mercado de telecomunicaciones Dell’Oro Group.

Respecto de las consecuencias que podrían tener tanto la decisión del gobierno de Donald Trump como la de Google en relación con Huawei, el especialista dijo que es necesario hacer un análisis más profundo para conocer los alcances que estas acciones podrían tener en sus otros segmentos de mercado. “Tendríamos que estudiar a profundidad los alcances de esta nueva disposición del gobierno de Estados Unidos para poder emitir una opinión al respecto. De entrada, la parte más visible que es la de los celulares, es algo importante para Huawei”, dijo Vargas.

(Con información de Nicolás Lucas y Reuters.)

[email protected]