Google lanzó este lunes en Europa una nueva versión de pago de su servicio streaming YouTube Music para competir con Spotify, Deezer y Apple Music en el universo en pleno crecimiento de la música en línea.

El servicio, disponible desde el 22 de mayo en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, México y Corea del Sur, se lanzó también en Francia, España, Alemania, Italia y Reino Unido, anunció la empresa.

Por el precio de 9.99 euros mensuales, YouTube Music Premium propone una interfaz parecida a la de sus competidores, con miles de playlists, recomendaciones personalizadas, y un enorme catálogo de colecciones y canciones para descargar.

YouTube agrega su gigantesco repertorio de clips y videos de conciertos de estrellas o desconocidos, ahora visibles sin publicidad.

YouTube podría reforzar así su posición de gigante mundial en el campo de la música: 85% de sus usuarios lo utilizan para escuchar música gratuitamente (o sea 1.300 millones de internautas), según un estudio de la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica) en 13 países.

Para convencer a los usuarios de abonarse, YouTube Music propone ahora descargar las canciones y melodías en su celular y escucharlas al mismo tiempo que utilizan otras aplicaciones.

El gigante estadounidense busca un mercado en plena expansión: en 2017, 176 millones de personas en el mundo pagaron por suscripción, según la IFPI.

Sus competidores son Spotify (75 millones de suscriptores de pago en el mundo), Apple Music (40 millones), Deezer (14 millones de usuarios activos, aunque la empresa no da a conocer el número de suscriptores de pago).

Criticado por la industria musical por su posición dominante, YouTube anunció a comienzos de año la firma de nuevos acuerdos más equilibrados con las principales empresas discográficas.

YouTube les pagaba en promedio solo un dólar por año y utilizador, según la IFPI, frente a 20 dólares para Spotify, por ejemplo. Según YouTube, estos nuevos acuerdos son similares a los de los competidores.

Las sumas pagadas por las plataformas de streaming hicieron posible al mercado del disco, que estaba en crisis desde inicios del milenio, volver a crecer desde hace tres años. Un buen periodo que se prolongará ahora con el lanzamiento de Youtube Music.