La industria tecnológica estadounidense no espera que la escasez de chips o semiconductores se resuelva en el corto o mediano plazo, un fenómeno que ha afectado en buena medida a la industria automotriz en México; además de que también prevé que haya problemas de escasez en el inventario de tecnologías de consumo durante la temporada decembrina. 

“La escasez de chips es lo que es y no se irá a ningún lado en el corto e incluso en el mediano plazo, pero las compañías están invirtiendo, así que el problema se va a resolver”, dijo Gary Shapiro, presidente de la Asociación de Tecnología de Consumo (CTA), durante la presentación del CES 2022, la feria de tecnologías de consumo más grande del planeta, que se llevará a cabo del 5 al 8 de enero del 2022, en la ciudad de Las Vegas, Nevada, y también de forma digital.

De acuerdo con el representante de la industria de tecnologías de consumo en Estados Unidos, los problemas en los canales de distribución y las cadenas de suministro son especialmente profundos en la Costa Oeste (que comprende los estados de California, Oregon y Washington principalmente). 

“Tenemos retos en nuestros puertos por una variedad de causas. Puede haber escasez en el inventario en la temporada navideña y las personas pueden no obtener exactamente lo que quieren, pero las buenas noticias para la industria es que están vendiendo productos que la gente quiere y por los que están pagando más”, dijo.  

      

Shapiro matizó que durante esta temporada navideña los consumidores deben ser pacientes, porque quizá puedan obtener lo que quieren pero tienen que ser pacientes y cuidadosos y añadió que la industria ha observado que los consumidores están adquiriendo sus productos de forma temprana.   

“Octubre fue un mes muy ocupado no sólo para la industria tecnológica sino para toda la industria y esperamos que noviembre y diciembre también sean intensos”, dijo.

El directivo adelantó que durante el CES 2022 habrá varias discusiones alrededor de este tema con los reguladores estadounidenses, debido a que no sólo ha habido retrasos, sino que los costos de transporte marítimo se han multiplicado hasta por 10 veces, al pasar de 2,500 dólares por contenedor hasta 25,000 dólares.    

 “Habrá algunas discusiones alrededor de este tema y la asociación está planteando algunos cambios de política para la administración de Joe Biden y al Congreso”, dijo.

CES 2022: tecnología de la salud, NFT y vehículos eléctricos

Entre las industrias que tendrán una mayor relevancia durante el CES 2022 se encuentran las de tecnologías de la salud y las empresas automotrices, pero también habrá espacios para nuevos segmentos como el de los NFT y los activos virtuales o criptomonedas.

Moderna y Abbot están entre las compañías que estarán presentes en las charlas de discusión del CES 2022; además de startups dedicadas a la telemedicina y a la salud remota, un sector en el que Gary Shapiro puso énfasis como uno de los que puede ayudar a controlar las presiones inflacionarias debido al aumento en la productividad que este supone.

También habrá una participación relevante del sector automotriz, con la presencia de compañías como Waymo y General Motors, que presentará su camioneta tipo pick-up eléctrica Chevrolet Silverado durante esta edición del CES 2022. El encuentro también contará con la primera carrera de vehículos autónomos en la historia, según los organizadores.

La feria de tecnologías de consumo más grande del planeta tendrá una edición que será más pequeña que la edición más reciente de forma presencial, en 2020. Contará con la presencia de 700 expositores y 1,700 compañías y será necesario que las personas que deseen asistir a los eventos tanto en el Centro de Convenciones de Las Vegas como en las otras sedes del congreso cuenten con el esquema de vacunación contra Covid-19 completo, con las vacunas autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y por la Organización Mundial de la Salud. También será obligatorio el uso de cubrebocas en los espacios cerrados durante la exposición.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

kg