Las tecnologías y paradigmas que conforman blockchain y protocolos como bitcoin tienen el potencial de cambiar la infraestructura subyacente del sistema de pagos global y hacer más fácil para todo el mundo participar en el ecosistema financiero, dijo en conferencia de prensa Sri Shivananda, vicepresidente senior y director de Tecnología (CTO) del procesador de pagos digitales PayPal.

Apenas un día después de que el mercado de criptomonedas perdiera casi la mitad de su capitalización de mercado y de que el precio de bitcoin tocara mínimos en varios meses, el jefe de Tecnología de esta plataforma de pagos fundada por Elon Musk, que cuenta con 1,800 millones de usuarios a nivel global, cree que en las últimas dos décadas ha habido muchas mejoras en la forma en la que los usuarios experimentan los pagos; sin embargo, la infraestructura subyacente de este sistema no ha visto mucho en términos de innovación y los criptoactivos pueden ser la solución a este problema.

Shivananda enfatizó que el mundo se encuentra en los primeros días de esta tecnología y comparó el desarrollo de bitcoin y blockchain con los inicios de Internet en los años 70 y 80, cuando se sentaron las bases de la comunicación entre dispositivos digitales a través de la familia de protocolos TCP/IP.

“El protocolo subyacente de internet es HTTPS, pero cuando indagas más en HTTPS te vas a encontrar con una familia de protocolos de nivel más profundo, que es TCP-IP”, dijo. Lo que pasa con las criptomonedas y con su tecnología, la cadena de bloques, es para Shivananda similar a los comienzos del protocolo TCP/IP.

“Es un nuevo paradigma y todo el mundo alrededor del planeta, los consumidores, las empresas como nosotros, los gobiernos están intentando entender cómo funciona el sistema de este nuevo paradigma, no sólo desde una perspectiva tecnológica sino desde un punto de vista económico”, dijo.

El sistema de gestión de dinero que existe alrededor del mundo ha evolucionado durante siglos y ha alcanzado ciertos controles y balances que existen en todo el planeta. Se trata de un sistema familiar, que ha sido puesto a prueba y que es cómodo, porque tanto para los compradores como para los comercios su dinero está bien.

El nuevo sistema cambia el paradigma y por eso es necesario que todos los consumidores, los comercios, las empresas y los gobiernos aprendan y después expliquen cuál es su postura al respecto y de qué forma van a apoyar a este nuevo paradigma.

“Tenemos que ser pacientes para que ese proceso ocurra y mientras pasa eso, aprender sobre el tema juntos y crear las vías, los procesos, los productos y las plataformas para apoyar al consumidor a que siga haciendo lo que hace de forma más conveniente y también para alcanzar a aquellas personas que están completamente excluidas del sistema que tenemos”, dijo.

PayPal comenzó en 2020 a permitir que sus usuarios pudieran hacer pagos con criptomonedas en los comercios afiliados a la plataforma. Más recientemente permite la compra, el almacenamiento y la venta de criptomonedas a través de PayPal y de su servicio de pagos móviles Venmo. Aunque estos productos sólo se ofrecen en Estados Unidos, la plataforma tiene planes de hacerlos globales con el tiempo.

El directivo dijo también que si bien la compañía ha comenzado sobre todo en el campo de las criptomonedas, su intención con el tiempo es apoyar la introducción de las monedas digitales de los bancos centrales como formas de dinero.

“Creemos que tienen el potencial de ayudarnos en nuestra misión de democratizar los servicios financieros”, dijo.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx