Los teléfonos inteligentes tienen por si mismos grandes innovaciones para el beneficio de los usuarios, pero pueden ser potencializados si se alimentan correctamente con aplicaciones que mejoren su rendimiento.

Todos hablan de ellos. Los conocen como smpartphones, teléfonos inteligentes o celulares de nueva generación. Tal vez tengas uno pero ¿sabes del avance tecnológico que está en tus manos?

La evolución de los teléfonos móviles ha permitido disminuir su tamaño, peso y beneficios, desde el primer teléfono móvil lanzado en 1983, el Motorola DynaTAC, que pesaba 800 gramos, hasta el nuevo iPhone 5 con tan solo 112 gramos.

El uso y ventajas de estos equipos son tan amplios que han dejado de ser meramente un enlace para llamadas telefónicas y mutar su uso a las nuevas tendencias de comunicación, entretenimiento y productividad.

Un análisis de The Competitive Intelligence Unit proyectó a inicios del 2012 que la adopción de teléfonos inteligentes o smartphones tendrá un rápido crecimiento en México en los próximos años, ya que siete de cada 10 mexicanos, usuarios de telefonía celular, tendrán uno de estos dispositivos en el 2015.

APPS, EL ALMA DE TU EQUIPO

¿De qué depende el uso de cada equipo? El alma de cada smartphone no se encuentra en su diseño o carcasa, sino en sus aplicaciones (apps). Todo gira y se divide en mayor parte por el género, profesión y edad de los usuarios.

Un reciente estudio de la consultora Gartner pronostica que este año se descargarán 45,600 millones de aplicaciones para todos los sistemas operativos en el mundo. Estos elementos son los que detallan la personalidad de cada uno de los usuarios.

A detalle: si eres un adolescente, probablemente tengas juegos; si eres amante de la tecnología, podrías tener apps para mejorar el rendimiento de tu equipo; si eres ama de casa, te conviene una opción para organizar tu día, y como ejecutivo quizá cuentas con un organizador de presupuestos.

La variedad de aplicaciones es ilimitada y también un gran negocio para sus desarrolladores. A inicios del 2012, la consultora ABI Research calculó que las aplicaciones de teléfonos inteligentes podrían lograr utilidades por unos 46,000 millones de dólares para el 2016.

Pese a las ganancias que los desarrolladores puedan obtener, lo mejor son los beneficios personales que se pueden lograr con ellas. Existen de todos colores, sabores, tendencias, usos y gustos. Las recomendaciones de los expertos son:

  • Analizar qué necesitas de cada una de ellas
  • Cualquier interés puede ser una app, así que una búsqueda a fondo en las tiendas de aplicaciones es recomendada para saber que puedes utilizar en tu smartphone
  • Se recomienda descargar sólo aplicaciones útiles para sacar mejor provecho de las mismas
  • Evita temer al comprar alguna aplicación, ya que puede sacarnos de apuros y en realidad ser un elemento de gran apoyo en nuestra vida

[email protected]