Los saqueos a establecimientos que se presentaron la semana pasada dejaron daños a 400 sucursales bancarias hasta la semana pasada, ubicadas principalmente en tiendas de autoservicio, reconoció la Asociación de Bancos de México (ABM).

Sin embargo, hasta este martes, sólo se registran 71 sucursales que continuaban con afectaciones, lo que demuestra que el sector bancario mantuvo sus servicios, aseguró el vicepresidente de la ABM, Luis Niño de Rivera.

En conferencia de prensa, después de su reunión bimestral del Comité de Asociados, el también directivo de Banco Azteca expuso que todavía no se tiene un estimado económico de los daños que dejaron esos actos vandálicos.

Sin embargo, insistió, el número de sucursales afectadas fue mínimo en relación con las alrededor de 12,000 unidades que hay en el país.

Dijo que el vandalismo estuvo promovido por grupos cuyo objetivo va más allá de la inconformidad social por el incremento en los precios de las gasolinas. "No es un movimiento orientado a beneficiar a nadie, sino a perjudicar a todos", argumentó.

Aclaró que en dichos eventos no se registraron robos en sucursales bancarias. "Las sucursales que tenemos afectadas en cuatro días de la semana pasada fueron unas 400. Al día de ayer tenemos solamente 71 sucursales.

Hay cierres parciales, cierres totales y hay unas que han sido vandalizadas", en su mayoría dentro de tiendas de consumo duradero, añadió el directivo.