La nueva ley federal para la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo implicará costos adicionales en tecnología y capacitación, reconoció el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

En conferencia de prensa, se dijo que si bien aún no se tiene un estimado de la inversión que tendrán que hacer para poder cumplir con la nueva ley antilavado, que por primera vez incluye a sectores de profesionistas como los contadores, ya se están preparando.

Patricia González Tirado, presidenta de la Comisión de Enlace Legislativo de la Vicepresidencia Fiscal del IMCP, explicó que actualmente mucha de la información que se pedirá ya la generan.

Falta que, una vez que la ley sea totalmente avalada en el Congreso, se emita la reglamentación secundaria, con lo cual podrán evaluar el impacto en costos y otras necesidades, ya que tendrán que mandar información en línea a las autoridades correspondientes y contar con personal especializado.

Pero ello, de ninguna manera implicará que se encarezca el servicio profesional de la contaduría pública, estableció.

Los contadores tendremos que enviar avisos sobre operaciones que realicen empresas como reestructuras, fusiones o escisiones que se hacen actualmente, pero ahora como información particular, pero será la autoridad la que decida la utilidad que le dará para efectos de la nueva ley , matizó.

Es decir, que si bien ya existe un formato, sólo se va a perfeccionar conforme a las normas antilavado, reiteró.

Con ello, Patricia González aseguró que se evitó que el gremio de profesionistas salga afectado, especialmente el de los contadores.

MEDIDAS AISLADAS

Por su parte, el vicepresidente del IMCP, Carlos Cárdenas, estableció que si bien el problema de la evasión fiscal en México es muy grande, llevar a la cárcel a contribuyentes por no presentar declaraciones definitivas por más de 12 meses tiene que ser parte de un cambio estructural al sistema tributario.

Debe haber un combate frontal a la evasión, pero medidas como ésa tienen que estar acompañadas de una reforma fiscal integral , manifestó.

Explicó que si un contribuyente no presenta la declaración mensual del IVA en enero de este año, estaría incurriendo en el delito de evasión cuando hayan transcurrido 12 meses, es decir, en enero del 2013.

[email protected]