Standard and Poor’s (S&P) estima que el crédito en México otorgado por la banca comercial seguirá con crecimientos de doble dígito. Para el 2015 prevé que cierre con un repunte de 15% y para el 2016 de entre 15 y 16 por ciento.

Sin embargo, ante un posible escenario de desaceleración económica, la agencia calificadora considera que podría aumentar el riesgo para los bancos, principalmente si los financiamientos a pequeñas y medianas empresas (pymes) y al consumo siguen ganando terreno.

Consideramos que estos segmentos son más susceptibles ante un evento de desaceleración económica. El crecimiento sostenido de dos dígitos del sistema financiero mexicano podría presionar nuestra evaluación de desequilibrios económicos y el riesgo crediticio en la economía, y en consecuencia, nuestras calificaciones sobre los bancos , informó.

En su reporte ¿Aumentará la presión para los bancos de América Latina en el 2016?, S&P destacó que en el tercer trimestre del 2015 el crecimiento del crédito siguió con su impulso. Se espera que alcance 15% en el 2015, ante a una mayor demanda del crédito en el segmento comercial, particularmente de los sectores como turismo y manufactura.

Como esperábamos, el volumen de créditos a las pymes continúa creciendo (...) gracias a los programas de garantía del gobierno para este segmento , detalló.

S&P enfatizó que los créditos al consumo también están creciendo, y la expectativa es que mantengan esta tendencia durante el resto del año. Asimismo, los créditos bancarios a las empresas del gobierno como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad se están acelerando, con lo que se refuerza el crecimiento del crédito en general.

En este sentido, la agencia prevé que el otorgamiento de crédito se expanda entre 15 y 16% en el 2016, ante una economía en mejoría, mercados de liquidez más restringidos, y la creciente demanda de crédito para sustituir la deuda de mercado.

También esperamos que los créditos hipotecarios mantengan un crecimiento de dos dígitos, ya que los compradores de vivienda siguen aprovechando las tasas de interés históricamente bajas para estos créditos, derivadas de la dura competencia y la portabilidad , añadió.

En consumo, S&P espera que los créditos crezcan 10% en el 2016 frente al robusto mercado laboral y la cada vez mejor confianza del consumidor.

La agencia destacó que los cada vez mayores créditos a las pymes y al consumo podrían exponer a los bancos.