América Móvil reconoció ser la empresa de telecomunicaciones que pagó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) los 8,290 millones de pesos por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR).

A través de un comunicado, la compañía informó que el pasado 19 de diciembre presentó un aviso ante el SAT para dejar de tributar bajo el Régimen Opcional para Grupos a partir de este año, y tributar bajo otro esquema.

El Régimen Opcional para Grupos, el cual entró en vigor en el 2014 y sustituyó al régimen de consolidación fiscal, consiste en el diferimiento hasta por tres años del ISR, a partir de un estricto control del impuesto causado por la sociedad integradora, en este caso, América Móvil, y cada sociedad integrada, sus empresas subsidiarias.

Por ello, la autoridad fiscal a cargo de Raquel Buenrostro solicitó información al corporativo el pasado 20 de enero sobre los ejercicios fiscales del 2016 al 2019. De esta manera, América Móvil identificó a 66 sociedades que dejarían de tributar bajo dicho régimen, así como el ISR que cada una de ellas tendría que anticipar al SAT por el diferimiento tomado para los ejercicios fiscales mencionados.

“La cantidad agregada de Impuesto sobre la Renta diferido que se anticipó fue de 8,289.9 millones de pesos, mismos que fueron enterados al SAT conforme a la legislación aplicable en el mes de enero del 2020, sin mediar requerimiento o procedimiento alguno”, indicó la empresa de Carlos Slim.

Añadió que estas cantidades por impuestos diferidos, en todo momento, han estado debidamente registradas en la contabilidad de la compañía.

Fisco exhorta a cumplir obligaciones

El lunes por la noche, el SAT informó que “invitó a una empresa mexicana líder en telecomunicaciones en Latinoamérica” a que proporcionara información sobre ejercicios fiscales pasados, sin dar nombre alguno.

“En virtud de lo anterior, el SAT exhorta a los contribuyentes —particularmente a los llamados grandes contribuyentes— a cumplir con sus obligaciones fiscales con el Estado mexicano, en la forma en que mandatan las leyes tributarias”, señaló el órgano recaudador.

Con estas acciones, destacó el fisco, se refuerza el compromiso de mejorar la eficacia y aumentar la recaudación tributaria, así como bajar la elusión y evasión fiscales y combatir la corrupción, los tres objetivos que delineó Buenrostro a su llegada al SAT.

La semana pasada, el SAT reclamó a Alsea el pago de 3,881 millones de pesos en impuestos, ello como resultado de la compra de los restaurantes Vips que hizo la operadora a Walmart en el 2014.

Alsea informó que la autoridad realizó una revisión de los aspectos fiscales relativos a la compra que realizó hace seis años a Walmart, en donde encontró que la operadora de restaurantes debe 3,881 millones de pesos al erario público.

“El SAT emitió un oficio de liquidación en el que se reclama de Alsea el pago de impuestos por supuestos ingresos en la adquisición de bienes, que asciende a la cantidad de 3,881 millones. Este monto incluye actualización, recargos y multa”, indicó la compañía.

En este sentido, la operadora indicó que busca impugnar la resolución del SAT ya sea por la vía administrativa o judicial.

Por otro lado, por la misma transacción, Walmart informó que el SAT le reclama el pago de 10,559 millones de pesos por impuestos. La empresa procedió a presentar un recurso de revocación ante la autoridad, el cual se encuentra pendiente de resolución.

[email protected]