Mejorar y aumentar la recaudación de impuestos en el país es el principal reto de Raquel Buenrostro, nueva jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), sobre todo si no se quiere emprender una reforma fiscal, expresaron expertos consultados.

“Tiene un reto enorme. Si no mejoramos como país nuestra administración tributaria, vamos a tener un problema a la vuelta de la esquina. Sin una mejor administración tributaria no habrá una reforma fiscal que alcance”, aseveró Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación y Estudios Presupuestarios (CIEP).

Los expertos mencionaron que es importante que la funcionaria implemente medidas para incrementar la recaudación de impuestos, la cual se vio impactada en el 2019 por el estancamiento económico, por lo cual se recortó, en diferentes ocasiones, la meta de recaudación que, originalmente, era de 3 billones 311,373 millones de pesos. Ahora, se espera que el monto recaudado haya alcanzado 3 billones 237,200 millones de pesos.

En este sentido, Manuel Toledo, socio de Proactive, Tax & Legal, precisó que la autoridad fiscal se apoyará en las medidas que se aprobaron en la Ley de Ingresos de la Federación y la Miscelánea Fiscal para el 2020.

“El SAT debe ejercer sus facultades de fiscalización, corroborar que todos estén pagando impuestos conforme a la ley. Pero estas facultades no deben ser persecutorias, el contribuyente no debe sentirse perseguido”, agregó.

Buenrostro, quien llegó para sustituir a Margarita Ríos-Farjat, es la segunda jefa del fisco en la administración de Andrés Manuel López Obrador y, al igual que el presidente, ha referido que no emprenderá una reforma fiscal en el corto plazo, además de no subir ni crear impuestos.

“En este momento no hay en la agenda del SAT la necesidad ni el objetivo de implementar ninguna reforma fiscal. Antes de pensar en una reforma, tendremos que ser más eficientes en el marco de la legislación actual”, declaró al comparecer ante legisladores, la semana pasada.

Además, indicó que el órgano recaudador es y será una institución que busca ayudar a los contribuyentes y que jamás implementará un ambiente de terrorismo fiscal, contrario a lo dicho por empresarios y expertos en meses pasados.

El abc del SAT

Raquel Buenrostro tiene tres ejes fundamentales a seguir en su llegada al SAT, de acuerdo con lo que expuso frente a legisladores durante su ratificación, en donde destacó la importancia de incrementar la recaudación de impuestos, sobre todo teniendo en cuenta el bajo nivel que tiene México como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

“¿Cómo lograr ese aumento de la recaudación? Como dijimos anteriormente, no es con terrorismo fiscal ni atormentando, ni presionando al contribuyente de siempre. Se van a considerar tres líneas, a las que llamaremos el ABC”.

La primera de ellas es aumentar la eficiencia recaudatoria. Para Buenrostro, México tiene una gran oportunidad para incrementar la recaudación que hoy representa 16% del PIB, mientras que en países en condiciones similares, como Chile, es de 20 por ciento.

Para aumentar la recaudación a un porcentaje similar, los ingresos tributarios necesitarían crecer alrededor de 25 por ciento.

El segundo punto es bajar la evasión y  elusión fiscal. Este eje, indicaron los expertos, ha destacado desde el inicio de la administración y muestra de ello fue catalogar la emisión de facturas falsas como delincuencia organizada.

Por último, Buenrostro mencionó que el otro eje será combatir la corrupción, lo cual se alinea con lo que ha dicho López Obrador desde su campaña electoral. “Se trata de cerrar la pinza del combate a la corrupción con su otro extremo, que es la propuesta del presidente de que haya cero impunidad. En la actualidad, hay 1 billón 145,000 millones de pesos de personas físicas y, sobre todo, morales que recurren a litigios y amparos para no pagar lo que por ley les corresponde. Violentan la norma para salir favorecidos. Así se acostumbró por décadas”.

Raquel Buenrostro

Cuenta con una licenciatura en Matemáticas por la UNAM, así como una maestría en Economía.

Ella será la tercera mujer frente al SAT y es una de las funcionarias más cercanas a AMLO. Ocupó la Oficialía Mayor de Hacienda con la llegada del nuevo gobierno, pero ésta no era la primera vez que trabajaba con López Obrador.

Durante el periodo en el cual el ahora presidente fue jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, Raquel Buenrostro trabajó en la Secretaría de Finanzas, en donde se desempeñaba como directora de Política Fiscal.También ha ocupado cargos dentro de la Secretaría de Educación Pública y en la Secretaría de Turismo. Asimismo, tuvo su paso por Pemex como gerente de Planeación y Desarrollo.

[email protected]