Los resultados financieros de Banco Santander México para el primer trimestre del 2020 aún no vieron el impacto de la pandemia del Covid-19, además de que se muestra bien posicionado para enfrentar el choque.

De acuerdo con su reporte trimestral, tuvo una utilidad de 5,414 millones de pesos, esto es un crecimiento de 2.3% respecto al primer trimestre del 2019.

Este resultado, explicó, obedeció a un crecimiento en ingresos por comisiones y por mejores resultados de intermediación, que compensaron el bajo crecimiento del margen financiero y el aumento no recurrente en la estimación preventiva para riesgos crediticios,  que se ubicó en 5,165 millones de pesos (un alza anual de 19.6 por ciento).

“A pesar de este desafío, reportamos un sólido primer trimestre sin impacto en nuestros resultados por la pandemia del Covid-19, con un crecimiento en la utilidad neta de 2% año a año”, destacó Héctor Grisi, presidente ejecutivo y director de Santander México.

En cuanto a la cartera de crédito total, cerró marzo con un saldo de 775,809 millones de pesos, 12.2% más respecto al mismo periodo del año pasado.

Este aumento, detalló la institución, se explica por un alza de 15.8% de los créditos comerciales, donde los clientes de los segmentos de corporativo, empresas y gobierno dispusieron de sus líneas de crédito.

En lo referente a los depósitos se llegó a un saldo de 810,340 millones de pesos, un crecimiento anual de 15.3 por ciento.

El director general de Santander México enfatizó que el banco entra en este periodo de crisis, desde una posición de fortaleza, debido a su posición de liquidez y capital, así como también a una sana calidad de activos.

[email protected]