Axa Seguros realizó su estudio Pymes y trabajadores independientes: desafíos, necesidades e impulsores , el cual arrojó que casi 40% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) no recibe ningún asesoramiento profesional al realizar la planificación financiera de su negocio.

La aseguradora advirtió que esta decisión puede tener afectaciones ya que, a decir de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, ocho de cada 10 pymes no superan los dos años de vida y 43% de estos casos se debe a una mala administración financiera.

Patrick Font, vicepresidente ejecutivo de Daños y Autos en AXA Seguros, afirmó que uno de los grandes retos de estas empresas es la falta de planeación y baja penetración de los seguros; 35% de las pymes mexicanas nunca ha pensado en tener un plan de continuidad para su negocio.

No contar con un ahorro o seguro que proteja su negocio y la continuidad de éste puede poner en peligro su patrimonio , dijo.

Por ello, el representante de la aseguradora recomendó a las empresas contar con cantidades específicas que les puedan asegurar su liquidez ante cualquier situación de desastre como algún incendio, robo o daño por un fenómeno natural como huracanes o sismos, principales riesgos a los que se enfrentan estos negocios.

Font comentó que aquellos empresarios o emprendedores que cuentan con la cultura del ahorro, en su mayoría, suelen recurrir a instrumentos como las cajas de ahorro, tandas o el colchón, a pesar de que estas alternativas resulten poco rentables, como indican datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Datos de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE 2015) muestran otros factores que afectan la vida productiva de las pymes en el país, entre ellos: la falta de financiamiento, el exceso de trámites e impuestos altos, así como la alta competencia de empresas informales en el país.

Ante tal panorama, AXA Seguros expuso que es necesario que los empresarios planifiquen el futuro de sus pymes, apoyados por seguros de fácil acceso y flexibles, diseñados para cubrir las necesidades y bienestar de los emprendedores que están arrancando un negocio.