Actualmente, PensionISSSTE cobra la comisión más baja del Sistema de Ahorro para el Retiro y es la única administradora que reparte las utilidades generadas por operar el dinero para la pensión de sus afiliados; sin embargo, estos elementos no fueron suficientes para que 658 trabajadores se quedaran en la afore una vez que ésta se liberó al mercado.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), desde la apertura al mercado de las administradoras, en diciembre pasado, la afore de los trabajadores del Estado no captó cuentas de otras operadoras de fondo, tal y como se tenía previsto, sino que tuvo que ceder afiliaciones a otras afores.

Actualmente PensionISSSTE trabaja los recursos para el retiro de 948,796 ahorradores y administra activos equivalentes a 108,653 millones de pesos.

La comisión que la administradora cobra a sus afiliados es de 0.99%, la más barata del sistema, mientras que Invercap y Coppel retienen la cuota más alta (1.59%) y fueron las afores que recibieron el mayor número de traspasos.

Por ejemplo, Coppel recibió 55,810 trabajadores y a Invercap se traspasaron 40,731, según las últimas cifras reportadas por la Consar.

Además de ofertar la menor cuota, ofrece la repartición del remanente resultante de las operaciones realizadas en el año.

Durante la presentación oficial de la afore a medios de comunicación el 18 de enero, Alejandro Turner Hurtado, director general de la administradora, informó que esperan que las utilidades a repartir entre los ahorradores lleguen a 350 millones de pesos, monto similar al distribuido en el 2011.

TRASPASOS

Las afores que más trabajadores perdieron fueron Banamex, esta administradora cedió 38,185 cuentas, y Sura, antes ING, traspasó 36,422 fondos a otras administradoras.Durante enero se registraron 247,244 traspasos entre afores, 26,181 cambios más que en el mismo periodo del 2011.

ytorres@eleconomista.com.mx