Legisladores del PRI, PAN, PRD y Morena comenzaron a arrastrar el lápiz para hacer una “reingeniería” al proyecto que presentó el gobierno federal de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2018, a fin de crear un fondo de reconstrucción específico, que concentre recursos públicos para la reconstrucción de las zonas devastadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

El diputado Juan Blanco (PAN), integrante de la Comisión de Infraestructura, dijo que se requiere “una cirugía mayor al presupuesto”, porque la reducción del financiamiento público a los partidos representaría apenas 1% del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018.

“Hay que reasignar un buen número de partidas, y muchas relacionadas con el gasto en publicidad, viáticos, seguros de gastos médicos mayores; la pensión a expresidentes; los 150 millones del fondo de transición para el nuevo gobierno. No es mucho, pero si se empieza a sumar de 1,000 en 1,000 podemos hacer un fondo grande. Se requiere una cirugía mayor, no nada más estética”, comentó.

Aseguró que la industria de la construcción es uno de los sectores que genera mayores empleos y crecimiento económico, por lo que se daría un doble beneficio con la reconstrucción de vivienda.

Comentó que el Fondo de Infraestructura, contemplado en el PEF para el 2018, deberá tener cuando menos 150,000 millones de pesos para la construcción de carreteras, puentes, puertos y caminos vecinales.

El diputado Rafael Hernández Soriano (PRD) aseveró que un análisis propio al proyecto de PEF 2018, si tan sólo se reduce 1% al presupuesto de cada dependencia federal y órganos autónomos se generarían ahorros por 59,000 millones de pesos.

“Si se le suma una reducción del gasto a los partidos por 6,000 millones de pesos, ya llevamos 75,000 millones. Si agregamos la ayuda internacional que está llegando, tendremos un fondo para atender la emergencia, pero se necesita voluntad. Los 258 millones del PRI, bienvenidos, pero apenas va a ser una aspirina”, comentó.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Martín (PRI), dijo que la “prioridad máxima” de los diputados será reasignar el presupuesto del próximo año, para la reconstrucción inmediata en las zonas afectadas por los dos sismos.

La coordinadora de Morena, Rocío Nahle, afirmó que su propuesta es generar ahorros tanto del PEF 2017 como del 2018 por 302,000 millones de pesos, que provendrían de los siguientes rubros: cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la venta del nuevo avión presidencial, cancelación de obras en todos los órganos autónomos, y disminución del rubro de servicios profesionales, entre otros.