Tulancingo, Hgo. El centro de esta pequeña ciudad se convierte a diario en un verdadero centro de comercio. En cada tramo de sus calles, se pueden encontrar fondas, tienditas de la esquina, dulcerías, tortillerías y demás. Ello, sin contar el enorme tianguis que abarca varias de sus vialidades.

Es en algunos de estos negocios donde hoy ya se pueden realizar cobros y pagos digitales (CoDi) desde el teléfono celular con la tecnología quick response. Esta plataforma, impulsada por el Banco de México y la banca comercial, está a prueba desde agosto pasado e iniciará de manera masiva a partir del próximo 30 de septiembre.

Desde hace un par de meses, Santander México se enfocó en invitar y capacitar a negocios de ésta y otras localidades (en Baja California Sur y Yucatán) para que utilicen esta tecnología y evitar con ello el uso del efectivo e incluso tarjetas de crédito; el primero es uno de los objetivos del actual gobierno.

Pero Santander no sólo los invitó y capacitó para que sea este banco en el que los negocios abran sus cuentas y puedan utilizar el CoDi como medio de cobro, sino que les dio un plus, al menos a los participantes en esta primera etapa, ya que los dotó de un kit que incluye una tableta, un chip con datos y otros elementos, de forma gratuita, con lo que el negocio lleva un registro de sus ingresos y egresos, además de que permite cobros digitales no sólo de sus productos sino de otros servicios como telefonía e Internet.

La tortillería La Herradura, una de las más grandes de Tulancingo, es la primera en su tipo en el país que utiliza el CoDi como medio de pago. Para Ana María Ortiz, encargada del lugar, aunque se han realizado pocos pagos desde el celular (pues lleva poco tiempo), a los clientes no les desagrada la idea de pagar próximamente con el celular. “Pero será poco a poco”, aclara.

Desde el mostrador, una de las empleadas del lugar sabe muy bien cómo utilizar la plataforma que les instaló Santander, desde donde se puede seleccionar la operación y el medio de pago, ya que aunque se les colocó para el CoDi, también se puede pagar con tarjeta y en efectivo. Además, se le otorga al cliente un recibo, mismo que se puede imprimir en ese momento o enviar vía SMS o correo electrónico.

La Nueva es una de las dulcerías más antiguas de Tulancingo. Ahí también ya cuentan con la plataforma de Santander para recibir pagos electrónicos a través de CoDi. El encargado del lugar, Luis Eduardo Chilino (de apenas 20 años) luce emocionado con la plataforma, pues además de que lleva un registro puntual de sus ingresos, afirma que la gente ha estado adoptando bien esta opción. Eso sí, coincide en que aún son pocas transacciones que se han realizado desde el celular, pero confía en que poco se consolide. “Ahorita esta en beta (la prueba) pero ojalá que se quede”, expresa.

La Miscelánea el Zorrito es otro de los establecimientos que ha adoptado la plataforma brindada por Banco Santander. Los propietarios aseguran que es una buena opción de pagos, y que a los clientes también les parece una buena alternativa. “CoDi es seguro, confiable y tiene todo en el momento”, menciona uno de los encargados.

Carlos Marmolejo, director ejecutivo de innovación de Santander México, comenta que hoy 440 negocios ya cuentan con la plataforma que les brinda el banco para usar CoDi. De éstos, 200 se ubican en la Zona Metropolitana del Valle de México, 130 en Tulancingo, 50 en La Paz y 60 en Progreso.

Pero además, precisa, hay otros 450 que no tienen esta tableta, pero que sí cuentan ya con el CoDi desde teléfonos celulares.

Con ello, dice, se está empoderando a los pequeños comerciantes, dado que además de incorporarlos al sistema financiero formal con la apertura de cuentas, después pueden tener acceso a financiamientos y otros servicios y productos.