Ante el próximo proceso electoral, en el que muchas administraciones tanto municipales como estatales serán renovadas, así como las cabezas de dependencias federales, las instituciones financieras que otorgan créditos de nómina a los trabajadores de estos organismos se encuentran atentas con la finalidad de que no existan retrasos en los pagos que se les hacen por los financiamientos que otorgan.

En entrevista, Gustavo Martín del Campo, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina (Amden), detalló que aunque no se prevén problemas por estos cambios de administración, lo que sí esperan es que se respeten los convenios ya establecidos con diversos gobiernos, tanto municipales como estatales y dependencias federales, con el fin de que las nuevas administraciones no retrasen los pagos derivados de los descuentos realizados a los trabajadores beneficiarios de este tipo de préstamos.

“Nos enfrentamos a la madre de todas las elecciones, estamos apuntalando las relaciones. El tema aquí es que las instituciones agremiadas a la Amden operan por medio de convenios, de manera que los convenios están firmados y están operando, entonces no anticipamos problemas”, afirmó el presidente de la asociación, que representa a sociedades financieras de objeto múltiple enfocadas a los préstamos de nómina.

Un préstamo de nómina tiene la característica de pagarse con el mismo salario del trabajador, vía descuentos en automático por parte del organismo con el que labora, que se encarga de pagar los recursos, provenientes de los descuentos, a la entidad financiera que otorga el préstamo.

En ocasiones anteriores han surgido problemas de pagos a estas instituciones financieras que otorgan préstamos de nómina, especialmente en el cambio de administraciones en los gobiernos con los que establecen convenios de colaboración.

Por ejemplo, en su momento, este medio documentó el adeudo que el gobierno de Acapulco tuvo con la sofom Crediamigo, pues esa administración municipal había suspendido cualquier pago a la entidad financiera una vez que tomó el cargo como presidente municipal Luis Walton (2012-2015), a pesar de que continuaron los descuentos a los trabajadores beneficiarios por estos préstamos.

Martín del Campo afirmó que este tipo de eventos podría tomarse como sucesos normales y los retrasos principalmente dependen del rezago tecnológico de estos organismos para continuar con los pagos constantes a las nomineras.

“Son un tanto normales, los problemas varían conforme a las entidades y esto depende del rezago tecnológico que tenga cada entidad, entonces es un tema más de tiempo y no de otra cosa. Estamos caminando tranquilamente, no digo que no existan los problemas; sin embargo, están dentro de la normalidad”, destacó el presidente de la Amden.

La Amden representa a alrededor de 20 empresas que otorgan créditos de nómina y suman una cartera total de 50,000 millones de pesos.

APORTAN A REGULACIÓN

Del Campo indicó que en el contexto de la elaboración de modificaciones a la ley respecto a los préstamos bancarios, la Amden ha aportado sugerencias a la autoridad, en especial al Banco de México (Banxico); sin embargo, el proyecto no es algo que impactará en el sector de los intermediarios financieros no bancarios.

“Para nosotros no es un tema nuevo, de septiembre u octubre del año pasado tomamos conocimiento (...) nosotros, como Amden, aportamos algunos datos. Básicamente hoy en día, nuestra participación se ve comprometida porque las funciones sobre las que tiene Banxico injerencia son de los bancos y no de las sofomes”, acotó el presidente de dicha Asociación.

En la actualidad, el Banxico lleva a cabo una consulta pública, que terminará el próximo 31 de mayo, la cual tiene la finalidad de mejorar la operatividad de los préstamos de nómina en el país y uno de los cambios propuestos es sobre la portabilidad de estos instrumentos.