Los bancos más grandes en México están muy sólidos financieramente; sin embargo, las instituciones bancarias más pequeñas del sector registrarán una mayor presión en sus utilidades y en su rentabilidad, derivada de la nueva exigencia de capitalización por las reglas de Basilea III, consideró la agencia calificadora Fitch en una conferencia telefónica.

Si bien ningún banco en el sector está en incumplimiento del nivel de capitalización exigible por la autoridad, el reto para los bancos pequeños es mantener su crecimiento en el 2013, además de manejar la calidad de su cartera , consideró Alejandro García, director de Análisis de Instituciones Financieras de Fitch Ratings.

Las nuevas reglas de Basilea III que se aplican desde el inicio del 2013 obliga a que los bancos tengan un capital básico (TIER 1) mayor a 10%, mientras que para que se cuenten las obligaciones subordinadas como capital, los bancos deben cotizar sus acciones en la Bolsa, lo que representa un alto costo para las instituciones más pequeñas.

Pese a que estos bancos especializados pueden estar siendo presionados en su rentabilidad y en su crecimiento de operaciones, la agencia calificadora no considera que el sector en su conjunto registre el mismo tipo de presiones, ya que la presencia de los bancos más pequeños en el mercado no rebasa 25% del total de activos.

De la cartera, 75% es controlada por los seis bancos extranjeros más grandes del sector y éstos sí están sólidos financieramente, además de que en caso de una muy poco probable caída abrupta de la actividad bancaria en la economía, el gobierno federal estaría dispuesto a apoyarlo por la importancia sistémica que tienen en el sector financiero , explicó García.

La calificadora destacó que el crédito bancario total en México alcanzará un crecimiento de entre 10 y 15% anual en el 2013, lo que puede incrementar ligeramente la cartera de morosidad, derivada del crecimiento de la cartera, además de la mayor penetración en el financiamiento personal.

Si bien la cartera en mora podría incrementarse en el 2013, la cual no rebasaría 4.5% en la cartera total para este año, lo que es un nivel muy manejable para el sector , aseguró el especialista.

Por otro lado, a nivel global, Fitch expuso que la rentabilidad de los bancos de la región de América Latina se verá presionada debido a mayores requerimientos de capital por nuevas regulaciones y por un incremento de las reservas de crédito, derivado de una mayor morosidad esperada.

[email protected]