La hipotecaria Su Casita convocó a una asamblea extraordinaria de accionistas, a efectuarse el próximo 28 de febrero, con el fin de discutir, y en su caso aprobar, la disolución y liquidación de la sofom.

A través de un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Su Casita detalló que en la misma reunión se daría la propuesta para efectuar el nombramiento de liquidador o liquidadores, asignación de facultades a los mismos y la determinación de sus remuneraciones.

Esto se da después de que la hipotecaria alcanzara un acuerdo con sus acreedores, el cual duró varios meses de negociación, en el que se les propuso recuperar 70% de su inversión, la cual ascendía a 7,403 millones de pesos, a través de nuevos certificados de deuda.

En tanto la propuesta de disolución se somete a consideración de los accionistas, Su Casita continuará explorando alternativas que le permitan recuperar su viabilidad financiera y así evitar su liquidación ordenada , estableció la sofom.

En agosto del 2011, Su Casita informó que reestructuró el adeudo con Sociedad Hipotecaria Federal, derivado del ejercicio de la garantía de pago oportuno en favor de los tenedores de los certificados bursátiles de corto plazo emitidos por la empresa, los cuales sumaban 1,113 millones de pesos, que se renegociaron con vencimiento al 25 de julio del 2016.

Asimismo, en diciembre del 2011 anunció la cesión de activos por 4,038 millones de pesos para el fideicomiso que respaldaba la emisión de los nuevos certificados de deuda CASITA 11.

Analistas del sector financiero consultados comentaron que habrá que esperar a que los accionistas decidan si se da la liquidación y cómo se llevaría el proceso, además de que se tendrían que recurrir a los fideicomisos constituidos para que los acreedores cobren lo que les correspondiera de su adeudo.

Al 31 de septiembre, Su Casita reportó activos totales por 9,233 millones de pesos y un capital de 3,010 millones de pesos, contra 6,222 millones de pesos en pasivos.

ehuerfano@eleconomista.com.mx