Para Marcus Pleyer, presidente del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, la primera línea de defensa contra el blanqueo de capitales son las instituciones financieras como los bancos, por lo que éstas deben de estar a la altura de dicha responsabilidad.

“Las instituciones financieras son la primera línea de defensa contra el lavado de dinero y deben de estar a la altura de esta responsabilidad detectando y presentando informes de transacciones sospechosas ante las autoridades competentes”, escribió Pleyer en su cuenta de Twitter.

La declaración del presidente del organismo internacional que emite recomendaciones contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo a nivel mundial, llega en un contexto donde nuevamente la banca a nivel global es señalada por relajar sus controles antilavado luego de la investigación FinCEN Files, que devela miles de reportes que la autoridad de Estados Unidos clasificó como sospechosos por operaciones que pudieron tener algún indicio delictivo.

Pleyer detalló que, a diferencia de los delitos clásicos, la lucha contra el lavado de dinero debe de involucrar al sector privado, como los bancos, porque sus instituciones corren el riesgo de ser utilizadas indebidamente para facilitar el blanqueo de capitales a medida que el dinero fluye a través de ellas.

“Esta peculiaridad de la lucha contra el blanqueo de capitales, con responsabilidades del sector público y privado, explica por qué las formas de cooperación entre el sector privado y las autoridades pueden ayudar a combatir el blanqueo de capitales de forma más eficaz”, añadió el alemán que ahora preside el GAFI.

Dentro de las 40 recomendaciones del GAFI, se encuentra la de obligar a los sujetos obligados, como los bancos u otras actividades profesionales no financieras, a tener mecanismos de identificación del cliente, integración de expedientes de información de las personas y hasta realizar acciones de debida diligencia, para bloquear algún acto de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo.

kg