Las promesas que Donald Trump ha hecho sobre una deportación masiva de mexicanos indocumentados que viven en Estados Unidos ha comenzado a inquietar a los connacionales que, entre otras cosas, se preguntan qué pasaría con sus productos financieros, como los créditos hipotecarios, en caso de que esta amenaza se concrete.

En las últimas semanas, Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, ha estado al menos en un par de ocasiones en Estados Unidos, donde ha inaugurado dos oficinas virtuales de atención a mexicanos: una en San Diego y otra en Orlando. Ahí, el funcionario se ha percatado de que a los connacionales les inquieta esta situación.

En conferencia, comentó que en la oficina de San Diego se han solicitado 20 asesorías de mexicanos en torno a qué es lo que podría pasar con sus créditos hipotecarios, automotrices o de otro tipo que tienen contratados con instituciones financieras de Estados Unidos. En Orlando, la cifra es hasta ahora de 14.

De momento, la Condusef sólo tiene datos de vivienda. Di Costanzo detalló que 1.3 millones de mexicanos en Estados Unidos tienen vivienda, y de éstos casi 70% tiene contratados créditos hipotecarios. El costo promedio de cada casa es de 130,000 dólares.

De los otros productos financieros apenas se trabaja con la cancillería y el Instituto de Mexicanos en el Exterior para conocer más detalles.

Di Costanzo recordó que en Estados Unidos, aunque se trate de inmigrantes ilegales son sujetos de crédito, dado que pagan impuestos independientemente de su situación migratoria.

Expuso que el principal riesgo que padecerían los mexicanos en Estados Unidos que fueran deportados y que tienen un crédito hipotecario es que dejen de pagarlo y que por lo tanto pierdan su inmueble, máxime cuando los procesos de recuperación de créditos en ese país son más agilizados.

También habría que ver en qué fase están los créditos. Si están en la parte final sería desastroso , dijo.

Ante estas inquietudes, el titular de la Condusef informó que ya se trabaja en una estrategia para dar asesoría a los connacionales, para lo que colaboran con la cancillería, el Instituto de Mexicanos en el Exterior y su par en Estados Unidos. Vamos a estar muy cerca para aconsejarlos , aseguró.

Crédito se encarecerá entre ?1.5 y 2 puntos porcentuales

Por otra parte, y como consecuencia del alza en la tasa de fondeo por parte del Banco de México 250 puntos en el año , el presidente de la Condusef estimó que el interés del crédito puede aumentar entre 1.5 y 2 puntos porcentuales, dependiendo del producto.

Detalló que el efecto se verá primero en los créditos simples y las tarjetas de crédito, y después en los hipotecarios, dado que éstos se fondean a más largo plazo.

Ante esta situación, Di Costanzo recomendó utilizar los diferentes simuladores de crédito que tiene la Condusef para ver qué producto e institución le conviene al usuario.

Refirió que la dependencia tiene registrados 5,300 productos a tasas fijas, 334 a tasa mixta, y 1,135 a tasa variable.

En el caso de los créditos hipotecarios que ya se tienen contratados, aclaró que los usuarios no deben preocuparse dado que son a tasa fija. Por su parte, sí habrá alzas en las nuevas hipotecas que se contraten.