Washington.- Un ejecutivo del área de contratación de la banca de inversiones Goldman Sachs rechazó las acusaciones de fraude invocadas por el gobierno contra su empresa y su persona y afirmó a los legisladores que no engañó a persona alguna.

Fabrice Tourre dijo en una declaración redactada para la audiencia que no recuerda haber indicado a los inversionistas que un cliente de Goldman en un fondo de alto riesgo participó en una inversión ruinosa. En lugar de ello, el fondo de inversión, Paulson & Co., apostó en contra de esa inversión, ganando una enorme suma.

Tourre fue uno de los ejecutivos de Goldman que comparecieron ante la Subcomisión Permanente del Senado sobre Investigaciones en la demanda civil por fraude incoada por la Comisión de Valores (SEC por sus siglas en inglés) contra el banco de inversiones.

La audiencia tiene lugar mientras el ala demócrata del Senado ha patrocinado un proyecto de ley para reformar el sector financiero. El sector republicano bloqueó el lunes por la noche esa iniciativa, aunque los demócratas prometieron intentarlo nuevamente.

Tourre refutó las denuncias del gobierno de que las acciones respaldadas como garantía real por hipotecas de alto riesgo, llamadas popularmente hipotecas basura, tuvieran como fin secreto su fracaso.

En su declaración el ejecutivo negó "categóricamente" las acusaciones de la SEC. "Y me defenderá en los tribunales", agregó.

Diez días después de la denuncia de la SEC, la comisión senatorial examina la estrategia utilizada por Goldman que le permitió lucrar con el colapso del sector de la vivienda y obtener miles de millones de beneficios a costa de sus clientes.