La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) abrió una investigación para determinar posibles prácticas monopólicas en el mercado de generación, procesamiento y comercialización de información crediticia, luego de que la entidad reguladora concluyó en julio del año pasado el estudio sobre las condiciones de competencia del sector.

La comisionada presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, recordó que este órgano regulador emitió el año pasado 36 recomendaciones a las instituciones financieras, a las de ahorro para el retiro y a las aseguradoras, con el objetivo de eliminar excesos operativos y costos del sector financiero. Entre dichos excesos destaca las condiciones discriminatorias con que operan los cajeros automáticos, pues sacar dinero de un banco diferente al emisor del plástico puede costar hasta 40 pesos por disposición.

Sin embargo, como las recomendaciones de la Cofece no son vinculantes y el mercado financiero no funciona como debiera, la comisión investigadora informó al pleno del órgano regulador que se publicará en el Diario Oficial de la Federación (DOF) -a más tardar la próxima semana- el inicio de la investigación por prácticas anticompetitivas.

Aquí dicen (las recomendaciones) que si no es vinculante entonces no hay consecuencias, pero por supuesto que hay consecuencias porque los perjudicados son los consumidores mexicanos y las empresas que no tienen acceso a crédito. La consecuencia es que el mercado financiero no funciona como podría funcionar, porque sin duda hay cuellos de botella , sentenció la zar antimonopolios.

Palacios precisó que la investigación de oficio por práctica anticompetitiva, bajo el número de expediente IO-001-2015, dentro del mercado investigado relativo a la generación, procesamiento y comercialización de información crediticia , será la primera investigación que se abra en el 2015 y se suma a las 14 que actualmente están en proceso por parte de la Cofece. Debido a que se trata de una práctica que se realizaba previo a la entrada en vigor de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) vigente, esta conducta será investigada conforme a la Ley de 1992.

De acuerdo con la autoridad investigadora de la comisión, el periodo de la investigación no será inferior a 30 días hábiles ni excederá los 120, a partir de la fecha del acuerdo, mismo que podrá ser ampliado hasta por cuatro ocasiones de conformidad con la LFCE.

Los consumidores tienen dificultades para elegir los servicios que más les convengan, hay recomendaciones a la Condusef para apoyarlos a tener información de productos y servicios que están consumiendo , aseveró Palacios.

Por otra parte, la comisionada destacó que el año pasado se recomendó que haya un tope en los gastos de publicidad que usan las afores, porque está comprobado que los usuarios que se cambian de una institución a otra no tienen mejoras.