Aseguradoras, proveedores y prestadores de servicios deben tener una colaboración muy estrecha entre ellos para que las fluctuaciones cambiarias no repercutan en el monto de la siniestralidad que paga el sector asegurador o en los propios bolsillos de los contratantes de pólizas, aseguró el director general de Seguros BBVA Bancomer, Fernando Eguiluz Lozano.

Debido al fortalecimiento del dólar frente al peso, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ha declarado que ya se comienzan a ver mayores desembolsos al momento de pagar siniestros en seguros de gastos médicos (por la renta o compra de aparatos cotizados en dólares y por medicamentos importados) y en seguros de autos (por la importación de algunas autopartes).

Representantes de la asociación y de algunas aseguradoras han destacado con anterioridad que están haciendo todo lo posible para que la depreciación del peso no signifique un alza en el costo de las primas de seguros.

En este sentido, Fernando Eguiluz dijo que la cercanía con proveedores y prestadores de servicios en la industria automotriz y en el sector salud es con el fin de minimizar lo más posible el impacto del tipo de cambio.

Destacó que Seguros Bancomer ha hecho varios estudios para saber qué es lo que ha sucedido en diferentes ciclos económicos, encontrando que el sector asegurador es acíclico; además han detectado que en las épocas de ciclos económicos adversos, los grupos financieros apalancan mucho sus resultados en el buen ejercicio de sus aseguradoras.

Productos con componentes de inversión tienen pequeños golpes

Alejandro Elizondo, director de Inversiones de Seguros Monterrey New York Life, destacó que el resultado de las elecciones en Estados Unidos, el cual generó un ambiente de especulación respecto a lo que sucederá en el entorno económico global y nacional, también ha derivado en una alta volatilidad del dólar y en un incremento en el número de consultas y transacciones en los productos con componente de inversión de la aseguradora.

Añadió que no se contempla ningún costo en el incremento de las pólizas de sus seguros; sin embargo, para aquellas que son adquiridas en dólares la repercusión se refleja en el bolsillo del asegurado al necesitar más pesos para su adquisición.

No obstante, coincidió con Fernando Eguiluz Lozano en que el sector asegurador es acíclico y afirmó que dado que los activos y pasivos de Seguros Monterrey New York Life están bien manejados, el impacto a la compañía ha sido neutral.

Aceptó que el tipo de cambio ha impactado en las pólizas de vida y de gastos médicos mayores que se encuentran en dólares, pero lo importante para nosotros es que la compañía está preparada para solventar cualquier siniestro, ya que el margen de solvencia se encuentra 143% arriba de los requerimientos de las entidades regulatorias, lo que la convierte en la aseguradora de vida y gastos médicos con una gran solidez financiera en México .

Detalló que las reservas actuales de Seguros Monterrey New York Life (equivalentes a 71,000 millones de pesos) permitirán a la compañía hacer frente a cualquier imprevisto cubriendo reclamaciones y vencimientos de sus casi 3 millones de asegurados por un monto que pudiera ser hasta 10 veces mayor.

Por último, Alejandro Elizondo dijo que Seguros Monterrey New York Life prevé para el 2017 un escenario base en donde Estados Unidos muestre una posición negociadora ante el Tratado de Libre Comercio y otros asuntos bilaterales con México.

El escenario puede ser muy constructivo si los acuerdos son favorables para ambas partes , concluyó el directivo.

[email protected]