En la 75 convención, los banqueros quieren hablar de estabilidad política y financiera, pero el gran tema es el pago de dividendos a los accionistas que hacen las filiales de bancos extranjeros a sus matrices.

Recientemente, Alejandro Valenzuela, director general de Banorte mencionó que sacan recursos del país, "ordeñan" literalmente, los bancos extranjeros a sus filiales. Guillermo Ortíz, presidente de Banorte reveló la cifra: 20,000 millones de dólares como pago a los inversionistas en el exterior.

Sin enfrentarse abiertamente con el directivo de Banorte, los representantes de bancos extranjeros hablan de la ordeña y del color de ojos y de piel que deben tener los dirigentes del sector financiero.

Critican a Valenzuela y su estrategia de comunicación, que dicen, es rentable mediáticamente, pero no ayuda a la unidad del sector en torno a temas de interés y prioritarios.

Hablar de que sacan los banqueros güeritos y de ojos claros el dinero del país es rentable, aunque parece broma, pero mejor debemos pensar en crear medidas que nos ayuden a llevar los servicios financieros a más mexicanos , comentó un directivo en un nublado puerto de Acapulco.

Otros destacan las inversiones que han realizado los bancos extranjeros, como los 300,000 millones de pesos que invirtió Banamex desde que los adquirió el banco estadounidense Citi.

Destacan que no existe empresa o institución alguna, en ninguna parte del mundo, que tenga accionistas que no busque hacer rentable su capital y recibir utilidades por el capital que arriesgan.

Habría que preguntar a Banorte, cuántos de los dividendos que generan se van a fondos de inversión extranjero, que son más del 70% de los tenedores de acciones del banco fuerte de México , explicó otro directivo.

Por la mañana, en una conferencia de prensa, Jaime Ruiz Sacristán, presidente de los banqueros declaró que sus agremiados pueden hacer lo que quieran con sus utilidades, repartirlo entre sus accionistas o reinvertirlo en las empresas.

La banca está unida y en la Asociación de Bancos de México todos los agremiados pueden hacer las declaraciones que quieran , contestó el representan del sector al ser cuestionado sobre la opinión de Valenzuela.

El representante de los banqueros en México, destacó que los bancos que operan en México están supervisados y regulados por igual, por lo que el reparto de dividendos no está fuera de la Ley.

En 2011, Banco Santander México dio a conocer que había enviado cerca de 12,000 millones de pesos a la matriz en España, por concepto de dividendos.

Para la dirección de la ABM, el que los bancos en México funcionen como una filial y no como una sucursal, les permite tener una autonomía administrativa, así como independencia en el capital.

Los bancos que operan en México no son sucursales, son filiales, por lo tanto el capital está en México y no en su casa matriz, y tienen que cumplir con todas las reglas de capitalización que existen en México .

El índice de capitalización del sector bancario en México es de 15.7% en promedio, por lo que está cinco puntos porcentuales arriba de lo exigido por la normatividad exigida de la Comisión nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Por lo anterior estableció el presidente de los banqueros que, mientras que la regulación lo permita y las condiciones financieras y administrativas den la posibilidad de otorgar dividendos a sus accionistas, esto no puede ser calificado como bueno o malo.

Si un dueño de un banco los accionistas deciden un pago de dividendo, y ese banco está cumpliendo estrictamente con la regulación existente, lo puede llevar a cabo, al igual que lo pudiera hacer cualquier otra empresa , dijo el presidente de la ABM.

Finalmente, el directivo recalcó que a pesar de las declaraciones de uno de los agremiados de la ABM y el tercer banco con la cartera de crédito más grande del sector, esto no divide al gremio ni cambia los intereses comunes del sector.