Con 463 votos a favor y uno en contra, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la propuesta enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de garantizar el derecho a la vivienda digna y adecuada.

La iniciativa del representante del Ejecutivo Federal reforma la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El dictamen establece que el trabajador tendrá el derecho de elegir la vivienda nueva o usada con las características de su preferencia y podrá recibir directamente y sin intermediarios el crédito que le corresponde.

Para fundamentar el dictamen, el diputado de Morena Carlos Torres, mencionó que la reforma facilita la posibilidad de ejercer el crédito de manera directa, así como mayor libertad para emplear los recursos de la subcuenta de vivienda en un mayor número de productos, no sólo en la compra de vivienda nueva o usada.

Entre ellas, la adquisición de terrenos con uso de suelo habitacional debidamente legalizados, autoconstrucción, reparación y ampliación de vivienda, así como refinanciamiento; es decir, para pagar la hipoteca de alguna otra entidad financiera o el respaldo financiero poniendo a la subcuenta de vivienda como garantía de un crédito hipotecario.

De Acción Nacional (PAN), la diputada federal, Jacquelina Martínez, sostuvo que la reforma representa una gran oportunidad para adquirir suelo para vivienda, tener acceso a más de una vivienda y lograr un mejor plan de financiamiento crediticio.

“La tasa de interés del Infonavit de 12% es una de las más altas, incluso mayor que la banca comercial, por lo que muchos trabajadores que están pagando un crédito podrán acceder a otras instituciones que les permitan tener mejores condiciones financieras para terminar de pagar su vivienda”, aseguró.

En tanto, la congresista del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mónica Almeida, reconoció que si bien la iniciativa abona a resolver parcialmente la falta de vivienda digna en México, resaltó que aún falta mejorar la economía de las y los mexicanos, recuperar los empleos perdidos y contar con presupuesto que abone al crecimiento económico.

marisol.velazquez@eleconomista.mx