A nivel mundial, cada vez se ofrecen más productos y servicios financieros por la vía digital. Justo hoy se vive el despegue de la banca digital y el auge de las fintech, incluso los gigantes tecnológicos, big tech, están inmersos en este mercado.

De acuerdo con la Junta de Estabilidad Financiera (FSB, por su sigla en inglés), organismo global, la innovación tecnológica en el sector financiero tiene el potencial de cambiar de manera significativa el funcionamiento del sistema, con una serie de posibles beneficios y también riesgos y desafíos.

“La digitalización de las finanzas ofrece beneficios potencialmente grandes en términos de eficiencia e inclusión. Sin embargo, el progreso rápido también puede presentar desafíos y crear riesgos”, señala el FSB.

En su quinto reporte anual dado a conocer hace unos días, el organismo destaca que algunos de los riesgos están relacionados con la protección de los consumidores, los criptoactivos y la creciente participación de mercado que están teniendo las fintech y las big tech.

En este sentido, el FSB destaca que, junto con otras organizaciones internacionales, se han estado monitoreando las tendencias de digitalización, con el objetivo de aprovechar los beneficios y mitigar los riesgos, lo que ha resultado en una mejor comprensión de las implicaciones de estas tendencias y permitido un diálogo continuo entre los interesados públicos, privados y académicos.

Pros y contras

En el documento, la junta señala que muchas de estas nuevas tecnologías podrían descentralizar la provisión de servicios financieros, y que incluso ya se ven algunos ejemplos en pagos y liquidación, mercados de capitales, financiamiento del comercio y préstamos, entre otros.

“Una reducción de intermediarios y de procesos centralizados tradicionalmente involucrados en la provisión de servicios financieros podría beneficiar la estabilidad de alguna manera, y también puede conducir a una mayor competencia y diversidad en el sistema”, señala.

No obstante, el FSB indica que al mismo tiempo, el uso cada vez mayor de tales tecnologías podría implicar varios riesgos financieros que deben ser gestionados, como la aparición de concentraciones en la propiedad y operación de infraestructura y tecnología clave, así como problemas de responsabilidad legal, protección del consumidor y resolución.

Criptoactivos y nuevos participantes

El FSB refiere que una aplicación específica de la tecnología descentralizada que ya está creando oportunidades y planteando desafíos son los criptoactivos, motivo por el cual organismos internacionales ya trabajan en cuestiones relacionadas con la protección de los inversionistas, la integridad del mercado, la lucha contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, así como en la comprensión de las exposiciones bancarias a los activos de cifrado y los riesgos potenciales para la estabilidad financiera.

“Aunque los criptoactivos no representan actualmente un riesgo para la estabilidad financiera mundial, pueden producirse brechas cuando quedan fuera del alcance de la autoridad de los reguladores o por la ausencia de estándares internacionales”, enfatiza.

Agrega que un uso más amplio de nuevos tipos de activos criptográficos, como las monedas estables (stablecoin) globales para fines de pago minorista, garantiza un escrutinio minucioso por parte de las autoridades para ver que estén sujetos a altos estándares de regulación.

En lo referente al papel de las fintech y big tech en el mercado de servicios financieros, el FSB estima que éstos también podrían alterar el universo de proveedores de servicios financieros, dado que, por ejemplo, el crédito otorgado por estas figuras está creciendo de forma rápida, aunque continúa en una proporción pequeña respecto al financiamiento total otorgado.

Impacto de big tech puede ser mayor

Sin embargo, destaca que el impacto competitivo de las big tech puede ser mayor que el de las empresas fintech, dadas sus redes de clientes habitualmente grandes y establecidas, así como el reconocimiento y la confianza de los nombres de estas empresas. “En combinación con fuertes posiciones financieras y acceso a capital de bajo costo, las empresas de big tech podrían alcanzar una escala muy rápida en los servicios financieros”.

[email protected]