El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babatz, afirmó que desde hace 10 años, en 2002 esa dependencia evidenció las debilidades en lavado de dinero de HSBC, cuyos directivos comparecieron esta tarde en el Senado de Estados Unidos por una diligencia sobre lavado de dinero.

En entrevista radiofónica, Guillermo Babatz precisó que nadie está acusando al banco británico de ser cómplice de los delincuentes y aclaró que en México, la filial sólo tendría una sanción administrativa por ese delito, toda vez que es la matriz la que no tiene controles internos adecuados.

"Aquí la falta de controles, la falta de diligencia para prevenir estos temas pueden resultar en faltas administrativas que no están todavía resueltas…. En la medida en la que haya habido personas que estén lavando dinero, quienes son los delincuentes son las personas que utilizan diversos medios para lavar dinero", declaró.

Babatz afirmó que en reiteradas ocasiones se reunió con funcionarios de más alto nivel, tanto del banco en México como del mismo a nivel global para hacer patentes dichas debilidades.

Recordó que fue en 2008 cuando el banco reacción y tomó medidas "duras", una de ellas, cerrar la recepción de depósito de dólares en efectivo al público además de cerrar cuentas bancarias que no contaran con la información adecuada.

Opinión: ¿Por qué la CNBV no metió en cintura a HSBC?

Esta tarde, David Bagley, , jefe de la oficina de quejas de la HSBC, renunció por las fallas que permitieron el lavado de dinero proveniente de cárteles mexicanos de las drogas, a la par que directivos del banco anunciaron el cierre de al menos 20,000 cuentas de clientes mexicanos en Islas Caimán.

Según la investigación que lleva a cabo el Subcomité del Senado de Estados Unidos, la filial en México de HSBC envió 7,000 millones de dólares en efectivo a una unidad de Estados Unidos entre 2007 y 2008, un volumen que de acuerdo con las autoridades judiciales estadounidenses, sólo podía alcanzar ese tamaño si incluía ganancias ilegales del narcotráfico, de acuerdo con el reporte realizado por un Subcomité del Senado estadounidense.

De hecho, el caso del empresario mexicano de origen chino Zhenli Ye Gon fue presentado este martes como evidencia de los débiles controles del banco internacional HSBC en México, que permitieron un presunto caso de lavado de dinero proveniente de cárteles de las drogas.

Babatz Torres sostuvo que los bancos deben de mantener sistemas para poder detectar actividades inusuales.

El lunes el grupo financiero HSBC Holdings Plc, en un comunicado, dijo que se pondrá a disposición del Senado de Estados Unidos, admitiendo defectos en sus operaciones contra el lavado de dinero y prometiendo solucionar lo que un feroz reporte definió como una cultura "extensamente contaminada" en el banco.

apr/ Con información de Radio Fórmula