Los 82 bienes inmuebles ubicados en Estados Unidos que Rafael Antonio Olvera Amezcua, principal accionista de Ficrea, cedió para que se moneticen en favor de los acreedores de esta empresa tienen un valor de 36 millones 582,000 dólares, que en la actualidad equivalen a 700 millones de pesos, informó el síndico del concurso mercantil Javier Navarro Velasco.

En un escrito dirigido a los ahorradores, Navarro Velasco indicó que no se puede revelar el valor de cada inmueble según su avalúo, pues eso reduce la posibilidad de obtener un mejor precio en las ventas de dichos bienes, por lo que sólo se limitó a proporcionar un monto global del resultados de los avalúos.

Rafael Antonio Olvera Amezcua es señalado por las autoridades mexicanas de ser el presunto artífice del desfalco que Ficrea cometió a cerca de 6,800 personas. En este contexto, desde el 2016, el síndico del concurso mercantil de esta empresa comenzó con un proceso legal en Estados Unidos contra Olvera Amezcua y sus familiares, con el fin de recuperar alrededor de 65 millones de dólares, cantidad que se podría haber incrementado hasta en 210 millones de dólares, según la sentencia que se hubiera dictado.

En julio pasado, antes de que comenzara el juicio civil contra Olvera Amezcua en una Corte de Florida, Estados Unidos, el síndico Navarro Velasco informó que se llegó a un acuerdo con la defensa del señalado con el fin de no fuera juzgado en aquel país.

Según lo informado por Navarro Velasco, el acuerdo consistió en que Olvera Amezcua cedería 82 propiedades detectadas en Estados Unidos; 42 ubicadas en Madrid, España; 35 automóviles, y 1.3 millones de dólares de una cuenta bancaria.

Primeros acuerdos

De acuerdo con lo informado por Navarro Velasco, ya se comenzaron a recibir las primeras propuestas de compra de esos bienes y parte de ese dinero serviría para poder pagar a los 4,900 acreedores de esta empresa, que confiaron sus ahorros en ella cuando funcionaba como sociedad financiera popular.

Asimismo, el síndico indicó que ya hay un arreglo previo de “buena fe”, por uno de los inmuebles, con un comprador que tuvo que pagar una suma a la familia de Olvera, además de 145,000 dólares para el concurso mercantil, con el fin de quedarse con la propiedad.

Según documentos en poder de este medio, la mayor parte de las 82 propiedades ubicadas en Estados Unidos se encuentra en Florida y en Texas.

Desde el 2015, cuando comenzó el concurso mercantil de Ficrea, se han dado alrededor de 1,400 millones de pesos.