Aunque el 2018 ha sido señalado como un año de retos, algunos de los principales bancos que operan en México siguen con sus inversiones, sobre todo en materia de innovación y remodelación de su infraestructura.

En marzo del 2017 el español BBVA anunció una nueva inversión en México por 1,500 millones de dólares a desarrollarse en los siguientes cinco años. Esta sigue sin cambios y, de acuerdo con el director general de BBVA Bancomer, Eduardo Osuna, es de alrededor de 350 millones de dólares anuales.

“Bancomer seguirá invirtiendo al menos 350 millones de dólares por año, que es el ritmo que requiere: uno, para mantener la infraestructura, desde nuestro edificio sede y las sucursales, hasta la renovación de los cajeros, pero también es el mínimo que requerimos para lo que es la inclusión financiera, la bancarización del país, el requerimiento de transaccionalidad de nuestros clientes y también porque vemos una oportunidad de transformar nuestras plataformas aún más y de lanzar innovación para nuestros clientes”, señaló hace unos días.

Pero desde el 2013, BBVA había anunciado una inversión por 3,500 millones de dólares, misma que ya está en su etapa final y que incluyó la construcción de su nueva sede sobre Paseo de la Reforma.

Otro banco español, Santander, también anunció en diciembre del 2016 una inversión por 15,000 millones de pesos para los siguientes tres años, misma que también sigue acorde a lo planeado.

Hace unos días, directivos del banco detallaban que, de este monto, 53% se está destinando para la transformación de su red de distribución, como es la mejora de su red de sucursales, la instalación de cajeros multifuncionales y digitalización de procesos.

Otro 33% de esa inversión es para la atracción de clientes y programas de lealtad, como lo ha sido ya la instrumentación de Santander Plus para ganar clientes de nómina, su tarjeta con Aeroméxico y otras nuevas iniciativas. Y 14% restante es para el lanzamiento de nuevos productos como crédito automotriz, inclusión financiera con su programa Tuiio de microcréditos, seguros para pymes y arrendamiento financiero.

Banorte también informó hace un par de semanas que para este año tiene previsto invertir cerca de 6,500 millones de pesos, 700 millones de los cuales serían para temas de innovación del banco.

“Vamos a invertir 700 millones de pesos de pura innovación y 5,886 millones en todos los demás programas de inversión, para hacer un total de 6,586 millones de pesos para todo el año”, expuso recientemente Marcos Ramírez Miguel, director general del grupo.

Parte de ese monto, dijo, es para seguir con la renovación de sus sucursales y el crecimiento de su red de cajeros, que esperan que termine el año con alrededor de 9,000 dispositivos.

“En lo que más estamos tratando de meternos es en toda la banca móvil y por Internet. Tenemos cinco maneras de acceder al banco: una es en la sucursal, otra en los cajeros automáticos donde estamos haciendo inversiones, otra con corresponsales, otra directo con la banca móvil y call center. En donde más estamos invirtiendo es en lo que tiene que ver con la digitalización. Lo que queremos es hacer conciencia para cambiar el banco, cambiar la manera de operar con los clientes”, detalló.

En el 2016 Citibanamex también anunció una inversión por 25,000 millones de pesos, la cual sigue en curso, y también hace énfasis en la renovación de su imagen e infraestructura.

[email protected]