Nubank es uno de los llamados neobancos, instituciones financieras meramente digitales y de los que organismos como la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) han advertido que podrían quitarles mercado a las entidades tradicionales.

Con sede en Brasil y con 12 millones de clientes ganados en apenas cinco años de operación, Nubank ha iniciado su proceso de expansión en la región de América Latina, y México es ahora su nuevo foco de atención.

Aunque ya tienen presencia aquí desde hace algunos meses, los primeros productos los estarán lanzando antes de que concluya el presente año.

“Estamos en la etapa de crear equipo y de prepararnos para lanzar nuestro producto. Esperamos estar ya lanzando productos y que estén funcionando en la calle antes de final de año”, comentó David Vélez, fundador y director de Nubank.

En entrevista, dijo que en Brasil ya operan con tarjetas de crédito, de débito, créditos personales y más recientemente con una cuenta para pequeñas empresas.

En México está por definirse qué tipo de producto ofrecerá Nubank en un inicio, pero ello definirá en parte bajo qué figura actuarán, si como fintech o con una licencia bancaria. En Brasil, ya operan con esta última.

Apenas el viernes, Nubank anunció el levantamiento de 400 millones de dólares entre inversionistas, la mayor cantidad hasta este momento en su corta historia, lo que servirá para consolidar el negocio en Brasil y en el lanzamiento en México y Argentina, su próxima parada, de acuerdo con su director.

“Estamos en proceso de contratación del equipo, de conocer al consumidor, el mercado, entender dónde están los problemas en el sector. Sabemos que hay una gran necesidad de más alternativas. Hay frustración y falta de acceso a servicios financieros, pero queremos entender dónde se puede hacer la diferencia”, mencionó.

Jóvenes quieren alternativas diferentes a la banca

David Vélez explicó que el éxito que han tenido en Brasil, a grado tal que Nubank ya es el neobanco más grande del mundo, obedece en parte a que la gente, sobre todo la población joven, no estaba bien atendida por la banca tradicional y no había otras alternativas.

“En Brasil hay cinco bancos que son dueños de 85% de los préstamos, de los depósitos, seguros e hipotecas. Es un mercado muy concentrado. Así que nuestra hipótesis es que los clientes jóvenes estaban listos para nuevos servicios financieros. El crecimiento en Brasil ha sido viral. Hoy somos el neobanco más grande del mundo”, destacó.

Similares características hay en el mercado mexicano, donde siete bancos concentran más de 80% de los préstamos y ahorros de los clientes. La diferencia es que aquí la población está menos bancarizada, y prueba de ello es que menos de 10% tiene una tarjeta de crédito.

“Pensamos que la gente joven quiere nuevas alternativas. La mitad de la población en México tiene menos de 24 años. Es una población joven, con un sistema bancario muy concentrado y quiere nuevas opciones (...) Queremos diferenciarnos dando un mejor servicio al cliente. En el largo plazo queremos ser una alternativa completa de servicios financieros para México”, afirmó.

Explicó que la sencillez con la que opera Nubank es lo que ha formado parte del éxito, pues sólo es bajar la aplicación, abrir una cuenta, cumplir con un proceso simple y ya se tiene acceso a los servicios. Todo, desde el celular.

Quitarán mercado a bancos; había poca competencia

El fundador y CEO de Nubank reconoció que en algunos sectores se le quitará mercado a los bancos tradicionales, y en otros serán complemento, lo que dependerá de cómo reaccionen las instituciones ante esta irrupción, dijo.

En Brasil, por ejemplo, ya han ganado mucho terreno en todo lo que tiene qué ver con créditos, pero las entidades tradicionales ya han comenzado a reaccionar.

“El oligopolio de bancos existe en Brasil, México, Colombia. Por mucho tiempo ha sido una industria increíblemente rentable; por mucho tiempo vivieron en un estado de poca competencia, donde al final el consumidor fue el que pagó la cuenta vía intereses y comisiones altas. Esta nueva era da más competencia. Es una oportunidad para que los consumidores reciban mejores servicios, y por otro lado que la banca se mueva y mejore sus servicios”, enfatizó.

Agregó: “Los bancos que lleguen a la digitalización podrán tener ventaja sobre los que no logren la digitalización”.

Sin embargo, reconoció que al haber en América Latina 200 millones de personas sin acceso a bancos, la oportunidad es para todos. “Se necesitaba un shock y lo que permitió ese shock fue la tecnología”, declaró.

Regulación sí, pero con facilidad para jugadores nuevos

El director de Nubank afirmó que en el caso de este banco digital en Brasil, al contar con una licencia bancaria, debe cumplir con los mismos requerimientos regulatorios que el resto.

Sin embargo, consideró que se debe hacer la vida un poco más fácil a empresas pequeñas que comienzan desde cero, y que están generando una mayor competencia en el sistema financiero.

“Ya cuando lleguen a competir y con otro tamaño, tendrán que ser regulados y cargar el mismo peso de la regulación. Bajarle la regulación a los nuevos entrantes. El riesgo sistémico es muy bajo”, expuso.

En el caso de México, expresó que la visión de las autoridades en este tema ha sido muy positiva, pero que aun así hay espacio para una regulación más baja, por ejemplo, en la Ley Fintech.

En Facebook, falta confianza

Respecto a que gigantes tecnológicos como Facebook entren al negocio de servicios financieros, David Vélez destacó que la competencia siempre será buena para el consumidor.

Sin embargo, en el caso de Facebook, que hace poco anunció la que podría ser su moneda virtual, detalló que esta red social no se ha ganado del todo la confianza de los consumidores.

“Somos una empresa que estará por décadas e influenciará en la región y el país”, concluyó el director y fundador de Nubank.

[email protected]