Parece que los bancos empezarán una nueva batalla de reducción de réditos por tratar de ganar terreno en el mercado hipotecario mexicano, ello, pese a que desde finales del 2015 se vive en el país un periodo de alzas de la tasa de interés de referencia por parte del Banco de México (Banxico).

Ayer HSBC anunció una baja en sus tasas a 9.39 y 10.69% desde 9.69 y 11.19% en que estaban, es decir, una reducción de entre 30 y 50 puntos base, dependiendo del monto del enganche que se proporcione y el plazo del financiamiento que se contrate.

Pero no es el único banco que ha anunciado una baja en sus réditos para productos hipotecarios. BBVA Bancomer también dio a conocer recientemente que su tasa de mercado abierto bajó 60 puntos base, de 11.80 a 11.20 por ciento.

Durante el 2014 y el 2015 se vivió en el país una férrea competencia entre los bancos que dan créditos para vivienda, al bajar de forma importante sus respectivas tasas de interés, a grado tal que el promedio alcanzó 10 por ciento.

A raíz del periodo de alza de tasas por parte del Banxico, que ha incrementado la tasa de referencia en 400 puntos base de diciembre del 2015 a la fecha (de 3.00 a 7.00%), los bancos trataron de absorber el incremento o al menos no actuar en el mismo nivel en el crédito hipotecario.

De hecho, a decir de Enrique Margain, director hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM), en este periodo el alza en la tasa del financiamiento para adquisición de vivienda fue 100 puntos base en la banca comercial.

Ahora que parece que el banco central tomará una pausa en su incremento de tasas, los bancos comerciales ya no ven que pueda elevarse el costo del crédito hipotecario, e incluso, como es el caso de HSBC y BBVA Bancomer, han comenzado a bajarlas de nuevo.

Lo anterior, en el marco de una desaceleración del crédito hipotecario que otorga la banca comercial, que en lo que va del 2017, ha crecido apenas en alrededor de 2 por ciento.

En el caso del anuncio de HSBC, esta entidad detalló que la reducción para sus créditos hipotecarios, le permitirá ofrecer un Costo Anual Total (CAT) de los más bajos del mercado en el segmento Premier, en donde con un enganche de 35% del valor de la vivienda, los clientes podrán contratar una tasa de interés fija de 9.39% a plazos que van entre 15 y 20 años.

La tasa de interés y el CAT varían en función del segmento, el monto del enganche y el plazo del financiamiento contratado , señaló la entidad, aunque aclaró que la baja aplicará para todos los segmentos con los que trabaja.

Aparte, HSBC refirió que para quienes estén interesados en realizar el traslado de su hipoteca a este banco, la tasa de interés será de 9.50% anual, sin comisión por apertura, sin gastos de investigación y con el rembolso del avalúo. Aquí, los plazos del financiamiento van desde los cinco hasta los 20 años.

Hoy HSBC no cobra comisión por apertura del crédito, además de que ofrece el rembolso del avalúo para todos los segmentos: Premier, Advance, Nómina y Banca Personal.

La elevada competencia ha derivado en que cada vez más personas cambien su hipoteca a otro banco que les ofrezca mejores condiciones de crédito. En lo que va del 2017, de acuerdo con la ABM, 66,000 financiamientos de este tipo habían mejorado sus condiciones; 47,000 con otro banco y 19,000 con el mismo.

Apenas en la víspera Scotiabank, otro de los líderes en el mercado hipotecario, anunciaba un nuevo producto con el que prestará para adquisición de vivienda desde que ésta inicie el proceso de construcción, lo que dará mejores condiciones al cliente. En este banco la tasa es de entre 10.40 y 10.95 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx