En 2011 pese al incremento de entre 50, 100 y 150% que registraron los precios en seguros agrícolas en algunas zonas del país, la contratación de éstos aumentó 40.6%, según datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

El crecimiento en la contratación de las pólizas está ligado a las nuevas condiciones que pone la banca de desarrollo y comercial, para otorgar financiamientos a los productores, los cuales deben contratar un seguro para acceder a un crédito, informó Francisco Campaña Orozco, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC).

Sin embargo, los productores que cultivan con sus propios recursos dejaron de contratar pólizas, esto por el incremento en los productos de protección que ofertan las aseguradoras, expresó el representante de los agricultores.

Los altos costos limitan que la cultura de aseguramiento en el sector no crezca , dijo Campaña Orozco.

Actualmente sólo cuatro compañías ofertan productos para el campo, entre ellas Pro Agro, General de Seguros, Mapfre y Agroasemex.

Algunas de estas empresas no quisieron correr tanto riesgo y cerraron las ventanillas de inscripción antes de tiempo (…) muchas hectáreas quedaron sin protección , resaltó.

También participan en el mercado, fondos de aseguramiento agrícola, sin embargo estos solo atienen a los productores que se asocian a los organismos.

De acuerdo con información de Agroasemex, la aseguradora de gobierno federal, este año se autorizó un presupuesto de 1,000 millones de pesos, para la prima del seguro agropecuario, los recursos son 32% más que los asignados en 2010 para atender a los productores del campo.

El incremento de las pólizas agrícolas se derivó de los fenómenos climatológicos registrados el año pasado, como las heladas y las sequías principalmente en el norte del país.