Un error interno durante el proceso de ejecución de la actualización de software, fue lo que provocó la falla en los servicios de BBVA México, lo que impidió que, durante horas, los clientes y usuarios realizaran transacciones desde la madrugada del sábado y hasta la noche del domingo pasado.

Jorge Terrazas, director de comunicación e identidad corporativa de BBVA México, descartó que se haya tratado de un factor externo, y destacó que los sistemas del banco están robustos y no corren ningún peligro.

Detalló que este lunes, tanto la aplicación del banco, como los cajeros automáticos y las sucursales, operan ya con normalidad.

En videoconferencia con motivo de la presentación del informe Situación Inmobiliaria, el directivo resaltó que el banco lamenta la situación que padecieron los clientes, y aseguró que el problema ya está resuelto, además de que la institución trabaja para evitar que se repitan problemas como los de este fin de semana.

Afirmó que hoy no hay ninguna transacción pendiente de ejecutar desde el banco, y que los datos e información de los clientes están seguros.

No fue algo externo

“Lo que pasó fue un asunto que calificaría de un error interno. No tiene absolutamente nada qué ver con ningún factor de tipo exógeno, de tipo externo”, puntualizó el directivo.

Terrazas detalló que la madrugada del sábado, el banco empezó a realizar una serie de adecuaciones previstas y planificadas en sus sistemas, justo para enfrentar la alta transaccionalidad que se presenta en los últimos meses del año, pero fue en este momento en que se registró la falla.

Ante tal situación, agregó, el banco optó por volver el sistema a cómo se encontraba el sábado; se inició un diagnóstico y cientos de personas se enfocaron en restablecer lo afectado.

Alrededor de las nueve de la noche del domingo, aseguró, los servicios del banco ya se habían restablecido.

Resaltó que el banco trabaja en una solución definitiva para garantizar que una situación así no vuelva a ocurrir.

“Lamentamos enormemente lo que sucedió, estamos verdaderamente apenados y comprometidos con los clientes a quienes les hayamos provocado alguna afectación por las transacciones que no hayan podido realizar. Decirles que lo tomamos con mucha seriedad y vamos a seguir haciendo todo lo que sea necesario por entender exactamente qué pasó al más mínimo nivel de detalle, y por poder lograr soluciones definitivas que nos permitan poder decir que esto no vuelve a suceder”, puntualizó.