BBVA ha descartado este viernes despidos en México, tal y como se anunció que ocurrirá en España, país donde se encuentra su casa matriz.

Desde hace unos días se anunció que en España el BBVA realizará el despido de poco más de 3,400 empleados.

Sin embargo Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA México, aclaró que el recorte de personal que se anunció, compete solamente a la filial en España.

“Es decir, al banco que opera en España y un poco a los servicios corporativos que están en España”, puntualizó.

Agregó: “de hecho en México estamos, como cada año, pues está este plan de aperturas y cierres de sucursales, y contratar a más gente en función del crecimiento de los volúmenes del negocio”.

En este sentido, subrayó que el recorte de personal anunciado, solamente afecta a su operación en España.

 

Programa piloto para volver a oficinas

Por otra parte, el director general de BBVA México adelantó que el banco ya tiene listos algunos pilotos para hacer un regreso gradual de su personal a las oficinas, ello, una vez que el gobierno de la Ciudad de México, ya autorizó un porcentaje de aforo en este tipo de inmuebles.

“Estábamos esperando a que la autoridad lo permitiera en la Ciudad de México; estamos listos para arrancar estos pilotos ya, y paulatinamente iremos regresando”, puntualizó.

Detalló que desde el verano pasado el banco ya tiene un plan diseñado, el cual está basado en función de la evolución de los semáforos.

"Conforme vayan evolucionando los semáforos en las diferentes plazas, hemos ido incluso ya arrancando algunos pilotos, porque tenemos las sedes corporativas, pero luego las sedes divisionales en siete ciudades en las que también tenemos algunos pilotos que ya arrancaron, de este regreso paulatino al trabajo”, señaló.

Osuna enfatizó en que este plan se ha ido afinando conforme se ha ido entendiendo el virus, lo mismo que el comportamiento de las personas.

“Y también viendo qué bien ha funcionado el trabajo remoto y qué es lo que necesitamos cambiar en términos de protocolos de trabajo, porque seguramente vamos a arrancar en un modelo híbrido, con pocos compañeros en la torre, algunos en sus casas, y eso te implica una gestión distinta de las reuniones”, explicó.

Agregó: “prácticamente estamos listos para arrancar estos pilotos, especialmente en las sedes corporativas, y va a ser muy interesante este ajuste de los protocolos y lo mínimo que tenemos que seguir para seguir generando este sentido de pertenencia, de cultura, que es parte esencial de una empresa”.

El director de BBVA México resaltó que, a lo largo de poco más de un año, el trabajo remoto funcionó mucho mejor de lo que se esperaba, pero argumentó que hay cosas que deben hacerse de forma presencial; además de que con ello, dijo, se ayudará a reactivar a todos los negocios que están alrededor de corporativos como los de este banco.

rrg