El banco BBVA planteó a sus sindicatos el despido de 3,800 personas en España, lo que supondría 16% de la plantilla del banco. Además, esta reducción de personal irá acompañada del cierre de 530 oficinas (22.5% de la red en España) es decir, casi una de cada cuatro oficinas.

El banco explicó que el objetivo es garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, por lo que, afirmó, continuará trabajando de forma aún más decidida en reducir costos.

El sindicato español Comisiones Obreras (CCOO) criticó que los despidos afectarán “a 3,000 personas de la red de oficinas (más de 21% de las personas que actualmente trabajan en ella) y las 800 restantes de servicios centrales (9% del total actual)”.

Asimismo, la entidad presidida por Carlos Torres justificó esta decisión por el contexto de una “profunda transformación” en el sector de la banca, marcada por una enorme presión competitiva, bajas tasas de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos y grandes actores tecnológicos.

BBVA desglosó los despidos por provincias, Barcelona destacó al proponerse la salida de 836 personas, seguida de Madrid, con 357; Tarragona, con 185; Alicante, con 107; Valencia, con 115 y Sevilla, con 103.

Otros bancos

Además de BBVA, CaixaBank empezará una negociación sindical ya que busca recortar 8,291 empleos, es decir: 18.67% de su plantilla laboral; por su parte, Santander anunció el despido de 3,572 personas, igualmente con acuerdo sindical; Ibercaja, comunicó que quiere llegar a un acuerdo con 750 trabajadores para negociar las condiciones de su despido y Sabadell, busca prejubilaciones de 1,800 empleados con acuerdo laboral.

Estas cinco operaciones suponen el desempleo de más de 18,000 personas.

valores@eleconomista.mx