Tras la caída en la colocación de crédito bancario desde agosto del año pasado como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19, BBVA México anticipa que se reactivará la demanda conforme vaya dándose la recuperación de la actividad.

Carlos Serrano, economista jefe de BBVA México, mencionó que incluso esto ya empezó a verse en los primeros tres meses del 2021.

“Este año, que veremos cómo continúa el proceso de recuperación, la banca estará lista para proveer crédito a todos los sectores y ayudar”, dijo.

En videoconferencia en la que se presentó el informe Situación Regional Sectorial, el economista destacó que un tema fundamental de esta crisis, es que no se trata de una financiera.

“Cuando una crisis no es financiera, la recuperación suele ser mucho más rápida, porque no se suspende el acceso al crédito en la etapa de recuperación”, puntualizó.

Precisó que la banca no ha sido más restrictiva en la originación del crédito, y que por el contrario, en el caso de BBVA, tiene y tendrá abierta la llave del financiamiento.

“La banca no ha sido más restrictiva. En el caso de nuestro banco, no se han cambiado los parámetros de emisión de crédito; no cambiaron nada. Entonces sí ha habido menos demanda de crédito, de eso no hay duda, eso ocurre en todas las crisis, en todos los países, pero estamos anticipando que a medida que venga la recuperación, se va a reactivar la demanda de crédito”, subrayó.

Es tema de demanda y no de oferta

Carlos Serrano recordó que, lo mismo que con otros portafolios, el crédito a empresas disminuyó desde el año pasado, ante la fuerte caída que hubo en la actividad económica.

“Primero tuvo un aumento en el segundo trimestre a medida que las empresas disponían de líneas de crédito para estar en una mejor situación de liquidez y hacer frente a la coyuntura, pero después cayó”, expuso.

No obstante, explicó que la razón por la que ha disminuido la demanda de crédito, es por una reducción de la demanda, y no por factores que hayan afectado la oferta.

“Los bancos incluso mejoraron su base de capital, entonces eso permitía dar más créditos. Simplemente en México y en el mundo, cuando hay una caída importante en la actividad económica, baja la demanda de créditos”, enfatizó.

Se mantiene calidad de la cartera

El economista jefe de BBVA México resaltó que, pese a la crisis, la calidad de la cartera empresarial se mantiene con niveles muy adecuados en todos los sectores y la morosidad está contenida en 2%, nivel que, dijo, es muy manejable. “Aún en los casos más altos, no alcanza el 5%”.

Aunado a ello, recordó que la banca tiene un nivel de provisiones más que suficiente para hacer frente a la cartera vencida.

Precisó que los sectores en los que se ve una mayor morosidad dentro del portafolio de empresas, son los relacionados con los servicios y manufacturas, que han sido los más afectados durante la pandemia.

“Pero a medida que avance el proceso de recuperación y a medida que se levanten las restricciones a los servicios, estamos anticipando que la cartera vaya mejorando a medida que todos estos sectores vayan reabriendo”, enfatizó.

Crecimiento sectorial, no recuperación

En cuanto a los diferentes sectores de la economía, Serrano expuso que en el 2021 se verá un crecimiento, pero no una recuperación a los niveles pre pandemia, y que esta llegará por el mercado exterior, a través de una mayor demanda de manufactura.

De igual forma, consideró que la parcial recuperación estatal será heterogénea y dependerá de la composición sectorial y al relativo grado de reapertura de las entidades.

kg