La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) emitió el dictamen final para aplazar la fecha en la que los bancos deberán tener modificados por completo sus cajeros automáticos y sus terminales punto de venta para que tengan mayores candados de seguridad informática, con lo que las instituciones gozarán de un año más para mejorar sus mecanismos electrónicos.

De acuerdo con las modificaciones del 2010 a la Circular única de bancos emitida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los bancos tenían hasta enero 28 del 2013 para que la información que transmiten sus medios electrónicos, como terminales puntos de venta y cajeros electrónicos, esté codificada de una mejor manera, para evitar que se intervenga la información de los clientes.

No obstante lo anterior, la CNBV ha observado que dicho plazo no ha sido suficiente para que las instituciones de crédito realicen los ajustes a sus sistemas, por lo que propone la emisión del anteproyecto con el fin de ampliar al tiempo con el que actualmente gozan las instituciones y así puedan cumplir con las disposiciones que regulan el servicio de banca electrónica a través de cajeros y terminales punto de venta , estableció el organismo.

Por ello, la Cofemer avaló la propuesta de la CNBV para extender el plazo hasta el 30 de diciembre del 2013, para que los bancos terminen el proceso de modificación de los equipos y de los sistemas informáticos.

LOS QUE SÍ CUMPLIERON

En el caso de algunos bancos, como HSBC México, ya tienen cubierto 100% de sus cajeros automáticos con lectores de chip, mientras que BBVA Bancomer y Banamex se encuentran en procesos de cambiar sus terminales debido a que integrarán servicios de banca móvil.

En el documento enviado a la Cofemer, Hacienda indicó que, de no ampliarse el plazo para los bancos, algunas instituciones podrían incurrir en sanciones, lo que generaría un costo extra en el sistema, además de los costos de la inversión para la actualización en los que ya están incurriendo los bancos.

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), a septiembre del 2012, el sector sumó 40,000 cajeros automáticos y 590,000 terminales punto de venta, que atienden a las cerca de 107 millones de tarjetas de débito y 25 millones de crédito.

El fraude con tarjeta no ha crecido, pero, por eso tenemos que seguir redoblando esfuerzos en conjunto con los clientes, en medidas que eviten que caigan en este tipo de delitos , aseguró Luis Robles, presidente ejecutivo de la ABM.

Por todo lo anterior, la Cofemer avaló modificar la disposición original que deberá ser publicada en el Diario Oficial de la Federación.

[email protected]