Con las modificaciones a la ley aduanera, que llegaron con la aprobación de la reforma fiscal, el sector de los almacenes generales de depósito prevé que habrá una competencia desleal entre éstos y los recintos fiscalizados estratégicos.

La única desventaja que encontramos (en la reforma fiscal) es que hoy en día se abre el recinto fiscalizado estratégico: se le quita la restricción de colindancia con una aduana. Eso pudiera generarle cierta competencia probablemente desleal a esta figura , explicó Raúl Millán Flores, presidente de la Asociación de Almacenes Generales de Depósito (AAGEDE).

El directivo indicó que con las nuevas disposiciones, el recinto fiscal tiene la posibilidad de transformar el producto nacional o extranjero que llega en custodia, almacenaje o exhibición, lo que queda prohibido para el almacén general de depósito; sin embargo, reconoció que la AAGEDE buscará que en un futuro, por medio de reglas en materia de comercio exterior, el almacén pudiera participar en el recinto fiscalizado estratégico.

Millán Flores abundó que para que el almacén general de depósito pueda realizar la actividad del régimen de recinto fiscalizado estratégico, tendría que haber una disposición en la ley que les permita expresamente participar en dicho régimen.

VEN REFORMA AL CAMPO?CON BUENOS OJOS

La reforma al campo que presentó el presidente Enrique Peña Nieto es bien vista por el sector de Almacenes de Depósito, ya que prevé un mayor financiamiento al rubro agrícola del país y por ende tendrá que aumentar el presupuesto para los créditos prendarios, amparados por los certificados de depósito.

Hemos estado hablando con el FIRA y esa es la intención que nos manifiesta su director general: un incremento en financiamiento al campo y pues el vehículo que ha funcionado es el crédito prendario con Certificados de Depósito , explicó Raúl Millán.

SECTOR NECESARIO ?EN EL SISTEMA FINANCIERO

El presidente de la AAGEDE indicó que en términos generales, el sector se ha mantenido en sus niveles de certificación en los últimos cinco años, presentando entre 55,000 y 60,000 millones de pesos anuales en certificados de depósito emitidos (negociables y no negociables).

Asimismo, indicó que durante la administración de Enrique Peña Nieto, y sobre todo con la promulgación de la reforma financiera, el sector se mantiene regulado, cosa que en administraciones anteriores no se había logrado.

En esta nueva administración se le da una nueva visión al almacén general de depósito, se entiende que éste necesariamente tiene que formar parte del sistema financiero mexicano, prueba de ello es que estamos otra vez dentro de una regulación financiera , manifestó Millán Flores.

Sin embargo, reconoció que con la reforma financiera también llega una traba para el sector, y es que se les impone un sistema de información a través la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y otro a través de la secretaría de Economía; por lo que la AAGEDE busca a través de pláticas con estas dos dependencias, que el sistema de autoregulación que la Asociación utiliza actualmente sirva para cumplir con este requerimiento de ofrecer la información necesaria del sector.

Estamos proponiendo que la información que deben generar estas secretarías se transmita a través del sistema de información que tiene la Asociación (Almacén Seguro). Este esquema hoy en día atiende a esos sistemas de información que requiere el gobierno federal (…). Con esto se busca evitar que haya una duplicidad de sistemas de información. El sistema que tenemos nosotros funciona muy bien , defendió el directivo.

Hasta el 24 de febrero, el sistema de Almacén Seguro contabilizaba una emisión de 19,262 certificados de depósito, con un valor total de 23,866 millones de pesos emitidos por los almacenes del sector.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx