El proceso electoral, el triunfo de Andrés Manuel López Obrador y la continuidad de la renegociación del Tratado Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN) fueron los principales escenarios de volatilidad que enfrentaron las administradoras de ahorro para el retiro (afores) en este primer semestre; sin embargo, lograron esquivarlos, aseguraron los directores de Afore XXI Banorte, Azteca y Coppel.

Juan Manuel Valle, director general de XXI Banorte, comentó que, si bien el primer semestre del 2018 no fue tan bueno por la volatilidad en los mercados financieros, cerrarán con plusvalías y se mantendrán en línea con el objetivo de rendimiento.

“El primer trimestre fue sumamente volátil en México y el mundo, pero no hubo minusvalías; en mayo y junio se percibió menos (volatilidad). El rendimiento quedó por debajo de lo que esperábamos ver, pero al final del año vamos a cerrar como esperábamos desde un inicio”, expuso.

Refirió que en el tema del proceso electoral, el resultado al final no dejó lugar a dudas y no generó ningún tipo de tensión que provocara una fuerte volatilidad, “los mercados lo han visto bien, el tipo de cambio se ha seguido apreciando y en la parte económica no existe un tema específico que genere mucha preocupación. Si bien los escenarios de volatilidad como el TLCAN aún no terminan, no vemos un fuerte impacto en el segundo semestre”, destacó el directivo de XXI Banorte.

AFORES SE HAN PREPARADO

Tonatiuh Rodríguez, director general de Afore Azteca, destacó que la industria de las afores tiene una amplia experiencia en enfrentar diversos escenarios de fuertes volatilidades.

“Llevamos gestionando 21 años los portafolios de inversión y, a lo largo de ellos, los momentos de volatilidad han sido temporales y de corta duración. Las minusvalías que se generan siempre se recuperan”, aseguró.

Recordó que en la crisis financiera del 2008-2009, si bien se prolongó la volatilidad y afectó los rendimientos de las afores en su medición anual, en poco tiempo se recuperaron.

“Entonces, la volatilidad que se generó antes, durante y después de las elecciones así como el TLCAN fueron vistos como un contexto y como factores de volatilidad, los cuales han sido debidamente aprovechados por las afores”, explicó.

Afirmó que, en estos primeros seis meses del año, los rendimientos serán positivos y mantendrán esa tendencia al cierre del 2018. “Los portafolios están diversificados y estos eventos son de corta duración y les sirven a las afores para adecuar sus planteamientos tácticos respecto de sus portafolios”.

Al respecto, Mauricio Alarcón, director general de afore Coppel, coincidió y agregó que, si bien los rendimientos no serán de doble dígito, serán utilidades que favorecerán el ahorro de los trabajadores.

“Nos ha ido bastante bien, tenemos una buena diversificación que se refleja en los rendimientos (...) Estar en los diferentes cajones de inversión nos ha abonado a estar en las mejores posiciones de rendimientos, el doble dígito depende del plazo en que se vea”, dijo.

RENDIMIENTOS POSITIVOS

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el rendimiento promedio del sistema durante el periodo de 1997 (año en que nacieron las afores) a junio del 2018 fue de 11.33% en términos nominales y de 5.43% en términos reales.

Si se considera el Índice de Rendimiento Neto en un periodo de cinco años, la afore que otorga el mejor rendimiento es Profuturo GNP con 8.50%, lo cual está por arriba del promedio que da el sistema que es 6.98 por ciento.

Coppel da el segundo rendimiento más alto con 8.16%; mientras que Sura 7.14%, Banamex 7.09% y Azteca 7.08%, según datos de la Consar.

Las afores que dan un rendimiento por debajo del promedio del sistema son XXI Banorte con 6.18%, Principal con 6.80%, Inbursa con 6.11%, Invercap con 5.98% y Pensionissste dio rendimiento de 5.84 por ciento.

Las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (siefores) en las que se ubicaron los mejores rendimientos fue en la siefore básica 4 (donde están trabajadores menores de 36 años) que obtuvieron en promedio ponderado 7.24%; mientras que en la siefore básica 3 (personas entre 37 a 45 años) tuvieron rendimientos de 6.64 por ciento.