La saturación del sistema de salud público mexicano abre la puerta al nuevo modelo de negocios de Axa, que con alianza con la empresa colombiana Keralty, brindará servicio de atención médica, de primer y segundo nivel, a los mexicanos bajo un nuevo esquema anual de pago.

La compañía tendrá inversiones, para los próximos cuatro años, de más de 120 millones de dólares para poner en marcha el sistema privado de salud integral, cuya meta en un año es llegar a un millón de mexicanos, quienes deberán pagar 2,500 pesos para tener acceso a la atención médica.

“Dado que el sistema de salud público está saturado, los tiempos de espera son larguísimos y el sistema privado no lo ofrece, eso nos llevó a crear este sistema integral de salud, para lo que se establecieron centros de atención; pero también habrá atención médica por teléfono, que no será un call center, sino serán especializados, y por chat, o videoconferencias”, expuso en entrevista Daniel Bandle, director general de AXA México.

Durante un recorrido por una de las tres clínicas que iniciarán operaciones a partir del mes de agosto, detalló que el primer año se ofrecerá atención a 120,000 usuarios en medicina general, pediatría y ginecología, además de consultas de especialidades en ortopedia, urología, dermatología, entre otras.

Bandle, expuso que no se trata de competir por el mercado que ofrece atención médica en las farmacias, “a diferencia de esa atención, nosotros damos un seguimiento puntual, hay un expediente clínico electrónico y trabajaremos mucho con la prevención. Además este medio de negocio generará cerca de 1,000 empleos directos en el primer año.

Para este año se tiene Axa y Keralty anunciaron la apertura de cinco centros con una capacidad de atender aproximadamente a 120,000 personas al año, contará con 75 médicos generales y un número menor de ginecólogos, pediatras y demás.

Cabe destacar que habrá un plan familiar que se lanzará en octubre. También es posible que se adquieran planes individuales sin importar la edad, “cuando el titular tenga menos de 64 años. La atención es primaria y segundo nivel básico”, dijo Sergio Martínez, CEO Global de Keralty.

“El objetivo a cinco años es servir o proporcionar el servicio al menos a un millón de personas y abrir al menos 50 centros de atención médica en todo el país, lo que se reduce a una inversión de 120 millones de pesos”.

Añadió que los consultorios adyacentes a farmacias es un fenómeno en nuestro país y es otra opción para que los mexicanos tengan acceso a servicios de salud; pero “se busca con este proyecto que sea un sistema de salud, lo que conlleva a que se genere un expediente del paciente para el médico y el paciente. Se busca emplear a 1,000 médicos generales y 600 enfermeras y un número menor de especialistas”, comentó.