Ante el aumento en el número de casos por coronavirus, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) no prevé un aumento en el costo de las primas; sin embargo, destacó que cada aseguradora realiza los ajustes correspondientes.

“El cálculo de primas está relacionado con observar los siniestros registrados y cómo se han comportado. Este tema es algo que normalmente se va ajustando, cada aseguradora va haciendo sus ajustes de acuerdo con la siniestralidad”, detalló en videoconferencia Daniella Gurrea, vicepresidenta de la AMIS.

Aseguró que no se tiene conocimiento de que alguna aseguradora esté haciendo algún movimiento en sus primas o algún tipo de exclusiones.

“Nosotros no podemos comentar tampoco temas de precios internamente, entonces esto es algo que se observará hacia adelante”, enfatizó.

Respecto a las exclusiones, la directora general de la AMIS, Norma Alicia Rosas explicó que “al principio de la pandemia muchas compañías no tenían esta cobertura de manera clara y contundente en las pólizas y ante las autoridades se tramitó poner un endoso donde sí estuviera cubierta. Aquí hay que considerar todo esto y la posición de las compañías en general, lo que hemos sabido es que van a seguir con este tipo de protección”, dijo.

“Pisa los pies” al primer lugar

De acuerdo con el último reporte de la AMIS, la pandemia ya se encuentra muy cercana al primer lugar de las 10 catástrofes más caras para la industria de seguros ya que el Covid-19 ha costado, hasta el momento, 2,220 millones de dólares, mientras que el primer lugar, ocupado por el huracán Wilma, registra un costo para el sector de 2,392 millones de dólares.

Pese a ello, la directora general de la asociación destacó que la industria mantiene solvencia y solidez, además de que debido al proceso de vacunación, la tercera ola en el país no ha sido tan dramática como las dos anteriores.

“No hemos visto un incremento en las mismas proporciones en las que lo habíamos visto en los periodos más difíciles que enfrentamos. Creo que lo peor fue básicamente en julio del año pasado, agosto y después diciembre, enero y parte de febrero”  Aquí hay un factor que es fundamental y ha sido la vacunación, resaltó Norma Alicia Rosas.

jose.ortiz@eleconomista.mx